Nadal, cada vez más preparado

Stan Wawrinka será el próximo rival del número 2 del mundo, un Rafael Nadal que transmitió de nuevo buenas sensaciones para derrotar a Tiafoe.

Rafael Nadal. Foto: Mutua Madrid Open
Rafael Nadal. Foto: Mutua Madrid Open

Rafael Nadal dejó la sensación de subir de nivel. Independientemente del rival, el español pareció agradecer unas condiciones más lineales, mezclado con una mayor adaptación a la pista, y más rodado a nivel físico, Rafa si transmitió grandes sensaciones. Se movió muy bien, golpeó bien, penetrando bien la pelota, jugando profundo y encarando bien la reacción de un Frances Tiafoe que lo intentó en una segunda manga más disputada (63 64).

El español encontró mucho más ritmo que ante Auger-Aliassime, pudiendo mezclar y añadir golpes de todo tipo a sus intercambios, pudiendo sentir cómo responden todos sus tiros, los más punzantes y los más transitorios, y cómo entre ellos, su posición en la pista le concede ventajas. Es lo que sucedió en el primer set, dominando con su juego de pies y su drive para mantener a Tiafoe lejos de la línea de fondo.

Aunque el estadounidense tiene el físico y la energía para pasar al ataque desde atrás o retroceder desde el ataque, lo que no atesora es calidad para jugar en movimiento. Sus manos no tienen tanta sensibilidad ni alcance para contragolpear ante un rival como Nadal, que cuando golpea en parado y puede invertirse para regar la pista de derechas de toda índole, pasa a ser difícilmente desbordable.

Esa sensación, la más primaria, estuvo presente prácticamente todo el partido, ayudado por un revés siempre a expensas en el análisis de que el drive marque las diferencias, peor siendo un golpe tremendo en el español cuando lo suelta agresivo y carga los hombros para sacar al rival de la pista. El revés cruzado de Rafa es también un sensor de dominio absoluto. Desde ahí, Tiafoe tuvo que reaccionar.

Entre el tercer y el sexto juego, Frances lo intentó. Coqueteó con el break a favor y puso en apuros a Rafa, que tuvo que solucionar esos momentos de tensión. Una vez solucionados, bien concentrado y preciso, acompañado de la discontinuidad del norteamericano, permitieron a Nadal cerrar el choque en dos mangas. Mañana, también de noche, chocará con un creciente Stan Wawrinka. Maravilloso duelo para la noche del Mutua Madrid Open.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter