Pennetta: "Fabio es un caballo desbocado, pero ser padre le ha hecho más responsable"

La ex-jugadora y esposa de Fognini reflexiona en una entrevista sobre su matrimonio y cómo ha influido en la carrera del italiano.

Fabio Fognini y Flavia Pennetta. Foto: zimbio
Fabio Fognini y Flavia Pennetta. Foto: zimbio

El amor demuestra una y otra vez ser el argumento más poderoso para alcanzar la gloria. Flavia Pennetta y Fabio Fognini comparten unieron sus caminos hace años, reconociéndose el uno en el otro por sus trayectorias deportivas, manera de afrontar el deporte y perspectivas de futuro. Los dos tenistas italianos han hecho gala durante años de un tremendo talento en la pista y una vida agitada y algo díscola fuera de ella; reconocidos como mujer y hombre atractivos, rebeldes e independientes, su idilio amoroso alcanzada la treintena ofreció un sosiego a sus vidas en forma de felicidad que se plasma también la pista. La italiana es una figura clave en la vida de Fabio, que mantiene su pose irresistible de enfant terrible, pero se muestra más regular y concentrado en pista. Ambos saben lo que es la élite, y Flavia ejerce de consejera con su marido, en busca de un éxito como el que consiguiera su amada mujer en el US Open 2015, que eleve su carrera a un estatus superior.

Su triunfo en el Masters 1000 Montecarlo 2019 reavivó el interés por una pareja que se complementa a la perfección, tal y como analiza la propia Pennetta en una íntima y profunda entrevista para el Corriere della Sera. "Se merecía un éxito como éste. Le conozco bien, sé lo mucho que siente por el tenis, cómo entrena y todo lo que hace para conseguir sus objetivos. El tenis es un deporte en el que se pierde mucho, si excluimos a gigantes como Federer, Nadal o Djokovic. Juega demasiado bien al tenis como para haberse retirado sin un título de esta importancia; me siento como si yo también hubiera ganado", comenta una emociona Flavia.

Embed from Getty Images

"Los problemas de Fabio para ganar siempre han sido más consigo mismo que con sus contrincantes. Su personalidad le ha podido penalizar, pero está sabiendo controlarse algo más. Es un caballo desbocado, indomable, una persona muy intensa cuando se aproxima un torneo, pero con facilidad para relajarse en sus rutinas de entrenamiento y disciplina cuando no hay competición cerca", señala Flavia, afincada en Barcelona desde hace años junto a su marido y su hijo, elemento clave en la progresión del italiano. "Fabio vivió un cambio en su vida cuando Federico (su hijo) tenía 6 meses. No había podido disfrutar de él antes porque había estado viajando de torneo en torneo, pero fuimos a Miami a que entrenara de cara a la gira invernal. Yo enfermé de gripe y él tuvo que hacerse cargo de todo. Fue un auténtico desastre, ahora nos reímos viéndolo con perspectiva, pero fue difícil. Se generó un vínculo especial entre ellos dos, que sienten devoción uno por el otro. Ahí fue donde Fabio se convirtió en padre, y su vida cambió para siempre".

Flavia reivindica un lado oculto de su marido y se entristece por la imagen distorsionada que puede tenerse de él. "Es una persona muy tímida, cómodo escuchando a los demás. Me encanta porque es muy sensible, siento que me enamoré de un hombre que hace sentirme amada, respetada, deseada y protegida. Ha tenido episodios malos en su vida, como los insultos sexistas en Nueva York en 2017. Estaba pasando por un mal momento, se sentía fatal consigo mismo, pero ha sabido superarlo. La paternidad le ha hecho una persona más responsable", argumenta una Flavia Pennetta que confirma estar buscando ya junto a Fabio Fognini un segundo hijo. "Federico es más independiente y nos sentimos preparados para ello". Bonita historia de amor la de los dos italianos, que tienen una conexión muy especial.

Fognini pierde los nervios e insulta a la juez de silla llamándola

Fognini pierde los nervios e insulta a la juez de silla llamándola "puta chupapollas"

Seguir leyendo

LA APUESTA del día

Comentarios recientes