De la Pescadería al Godó

La aficionada Rakel Moya ha podido vivir el Conde de Godó desde un prisma diferente ya que recibió una acreditación de prensa para disfrutar desde dentro el torneo.

Rakel Moya en sala de prensa del Conde de Godó. Foto: PdB
Rakel Moya en sala de prensa del Conde de Godó. Foto: PdB

El Conde de Godó es un torneo especial. Levantado dentro de uno de los Clubes de más prestigio e historia del tenis español, el Real Club Tenis de Barcelona, este torneo hace que los jugadores siempre se sientan como en casa ya que en el Godó se respira tenis en su máxima esencia por cada esquina. El evento no solo hace que los jugadores sean los que se sientan muy cómodos, sino que también intentan hacer lo mismo con los espectadores. Este año, el departamento de Comunicación del Conde de Godó ha cumplido el sueño de una gran aficionada del tenis como es Rakel Moya, la cual ha recibido un pase para poder vivir esta semana de torneo desde un lado inusual.

Pescadera de profesión y oriunda de Ermua, Rakel se ha sentido esta semana como una periodista más ya que ha recibido una acreditación para disfrutar el torneo desde dentro. De esta forma, ha podido tener acceso a la sala de prensa y poder ver cómo trabajamos los periodistas acreditados en el torneo, entrar a la sala de conferencias y vivir en primera persona cómo es una rueda de prensa con los tenistas, así como tener acceso a todas las pistas del Club y presenciar los partidos que ella quisiera.

Pero, ¿cómo pudo Rakel conseguir una acreditación que solo es accesible para periodistas? "En enero vi un tweet que decía que ya no quedaban entradas para el Godó. Me metí en la página web y vi que las únicas entradas disponibles para las primeras rondas eran las caras y no me lo podía permitir. Entonces, pensando qué hacer ya que quería venir a Barcelona, se me ocurrió solicitar una acreditación por si sonaba la flauta", nos comenta Rakel, que en Twitter es muy conocida por llevar muchos años siguiendo el tenis allá por donde esté, apoyando a los tenistas españoles, entre otros muchos, e interactuando siempre con los profesionales de esta mundillo. Apenas hay nadie dentro del mundo del tenis en España que no conozca a Rakel.


"Conseguí el email del director de comunicación y me puse en contacto con él", prosigue. "Le conté básicamente quién era yo, la pasión que tengo por el tenis, que conozco a un montón de gente de la prensa, que no me iba a sentir ni incómoda ni nerviosa por estar aquí ya que os conozco a todos y no iba a interrumpir vuestro trabajo y que quería tener la experiencia de vivir el Godó por dentro, como si fuera de prensa y desde fuera, como ya la he vivido otros muchos años", explica.

Carlos Martín, el director de Comunicación del torneo, recibió el email y tras estudiar la petición, no dudó en otorgarle la acreditación a Rakel. "Cuando recibí su petición, hice lo mismo que ante cualquier otra, recabar información y conocer más sobre ella. Vi que ella era una persona con mucha afición por el tenis y con mucho movimiento en las redes sociales y también está bien por parte del torneo mandar un mensaje a la afición de que no está mal premiar la dedicación de alguien que durante muchos años se ha pagado de su bolsillo viajar a tantos torneos como este, Madrid, Roland Garros, los Juegos de Londres y tantos otros. No tuve mucho que pensar. Luego, estoy encantado con todo lo que está viviendo y con la difusión que está haciendo del torneo en las redes", nos comenta Carlos, al que le gustaría que esta medida se pudiera dar también en otros torneos. "Yo les invito que de vez en cuando no sean tan estrictos cuando llegan peticiones de acreditación y que abran un poco su campo de miras", manifiesta.

Desde que comenzó el torneo, Rakel ha podido disfrutar el Godó de una forma especial. "He podido moverme libremente por todas las pistas con la acreditación y he vivido por primera vez cosas como una rueda de prensa, que no sabía cómo era. También he podido tener a los jugadores más de cerca ya que antes de saltar a pista pasan justo por delante tuya", nos cuenta ilusionada. "Aún así, a pesar de todo esto, lo que he seguido haciendo es lo mismo que hacía antes, disfrutar del tenis. A mí lo que me gusta es ir a ver el tenis y animar".


Rakel confiesa con una sonrisa que ha sido una experiencia "fantástica" y destaca la labor que hacemos en prensa. "Ver vuestro trabajo desde dentro es algo que me gusta. Siempre os leía en Twitter o en la web y quería ver cómo lo hacíais por dentro. Una vez visto esto, me he dado cuenta de que realmente no disfrutáis del torneo. Os metéis en una sala y estáis 14 horas ahí metidos y no veis ni un partido y solo trabajáis", termina diciendo Rakel, que podrá volver a casa al término del Godó con la satisfacción y alegría de haber vivido en primera persona algo inaccesible para el resto de aficionados y que quién sabe si ha sido la pionera de algo que podremos ver de forma recurrente en el resto de torneos en un futuro.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter