Carlos Alcaraz: “No quiero que me comparen con Nadal”

Con tan solo 15 años, el murciano se ha convertido en una de las sensaciones del futuro del tenis español. “Cada partido me noto más maduro”, afirma.

Carlos Alcaraz, la última joya del tenis español. Fuente: Academia Equelite
Carlos Alcaraz, la última joya del tenis español. Fuente: Academia Equelite

Abrir el periódico y ver que los medios de comunicación hablan de ti es una de las cosas más bonitas que un deportista profesional puede recibir. La noticia viene cuando quien abre el periódico es un chico de 15 años, un adolescente al que su talento le obliga a transitar por una vida adulta antes de tiempo. Tiempo, eso es precisamente lo que necesita y merece Carlos Alcaraz (Murcia, 2003) para colocar cada pieza en su lugar y no frenar una evolución que ya va más rápida de lo normal.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

El español, que entrena bajo las órdenes de Juan Carlos Ferrero en la Academia Equelite, deslumbró hace un mes en Villena logrando su primera victoria en el circuito Challenger. Sí, con 15 años. La semana siguiente lograría un par más de triunfos en el Challenger de Murcia y, por último, cerraría su mes de fantasía disputando la fase previa de un ATP 500 como el Conde de Godó. Es allí donde nos encontramos con Carlos, de aspecto tranquilo y discurso férreo a la hora de explicar su situación. Con todo el camino por recorrer como tenista, Alcaraz firma su primera entrevista con Punto de Break en una semana que jamás olvidará.

Dicen que tienes 15 años pero yo no me lo creo.

(Risas) Bueno, yo he ido trabajando poco a poco, día a día, con mi equipo de siempre. La verdad es que han hecho las cosas bien y eso se ve reflejado con el nivel que voy cogiendo compitiendo, cada vez me noto más maduro dentro de pista.

Todo el mundo del tenis habla de ti, ¿asusta?

No le doy importancia. Cuando voy a un torneo y veo que los medios hablan de mí, o dicen que atraigo la atención del público intento no pensarlo, no me fijo en eso. En estos torneos entro a pista como si fuera un regalo, poder jugar con estos jugadores de tanto nivel es como un premio para mí, simplemente salto a pista y a disfrutar.

¿No sientes ni un poquito de presión?

No todo es alegría, está claro, cada vez que entro a pista noto nervios, pero no presión. Jugar por primera vez este tipo de torneos es normal que me genere algo de nervios, aunque cada vez menos. En Villena tuve más, en Murcia menos, pero en Barcelona otra vez más al ser un ATP 500. Supongo que irá desapareciendo con el tiempo.

Para la gente que pregunta por ti, ¿cómo te defines?

Soy un jugador con carácter, muy agresivo, siempre intento dominar el punto y jugar dentro de pista el máximo tiempo posible.

¿El clásico prototipo español?

Sí, pero un poquito más agresivo.

¿Tienes algún modelo a seguir?

Mis entrenadores siempre me dicen que juegue agresivo y dentro de pista, pero mi deseo siempre fue parecerme más a Rafa, el prototipo de irse atrás y pasar mil pelotas. Siempre me he fijado en Nadal, sobre todo en su carácter y su actitud dentro de pista.

Hay alguno que ya se atreve a compararos.

Cuando me comparan siempre digo lo mismo, no quiero que me comparen con Nadal ni con un jugador que esté arriba porque yo todavía soy un niño y ellos ya son profesionales, algunos son top10 o incluso números 1 del mundo. No quiero que me comparen con Nadal, él es mi ídolo desde pequeño.

En este país ya hubo jugadores que pagaron caro esa comparación, ¿temes que te pueda pasar lo mismo?

Para nada, de momento no pienso en eso ni siento presión. De momento no siento la necesidad de llegar o de cumplir todo lo que se está diciendo.

Eres un chico de 15 años alejado de una vida normal, ¿qué opinan tus amigos?

Mis amigos de Murcia salen más a la calle, se juntan más; yo solo puedo salir una vez a la semana y si eso. Por el móvil me relaciono con ellos, pero es verdad que tengo que hacer muchos más sacrificios que ellos. Mi día a día consiste en compaginar el tenis con los estudios, entreno de lunes a sábado y solo tengo un día de descanso, el que aprovecho para ver a mis amigos. Por la mañana voy al colegio e intento estudiar por la noche. Si te lo propones siempre hay tiempo para todo, aunque hay veces que te toca dejar cosas fuera.

El año que tú nacías, Juan Carlos Ferrero ganaba Roland Garros. Hoy es tu entrenador, vaya lujo.

Tenerle cerca me ayuda mucho. Toda la etapa que voy a pasar ahora, de los 16 a los 18, él ya la ha pasado, entonces me puede contar de primera persona cómo afrontar esos momentos. Con Juan Carlos está yendo todo fenomenal, al igual que con el resto de mi equipo de antes, todos se han compenetrado muy bien.

¿Cuál es el mejor consejo que te ha dado?

Sobre todo cuando estoy nervioso antes de empezar un partido, él siempre está ahí. Siempre me ayuda a cómo arrancar el calentamiento o cómo hacer el primer juego.

En Villena te vimos ganar tu primer partido en categoría Challenger. ¿Era tu objetivo?

Entré a pista pensando que era un regalo, que lo tenía que disfrutar jugando a mi nivel y poniendo una actitud perfecta. Luego me noté un poco nervioso pero hice lo que tocaba desde el principio hasta el final y por suerte lo pude disfrutar. En Murcia pensé que podía enfrentarme con esos jugadores, que tenía la capacidad de aguantar física y mentalmente con ellos, aunque luego tuve algunos momentos que flojeé.

Flojeaste pero nunca tiraste la toalla.

En mi equipo siempre me lo repiten muchas veces: pase lo que pase, hay que mantener siempre la actitud, hay que luchar desde el principio hasta el final. Si luego me gana el rival, aunque sea 5-0, tengo que mantener la actitud, si me gana es porque habrá sido mejor que yo.

Villena, Murcia, Godó… ¿ahora qué?

Ahora toca volver a la realidad, a jugar juniors. Tengo dos torneos en Italia y luego Roland Garros, toca hacerlo bien en los torneos que me toca jugar por edad.

A este nivel, no sé si te veremos mucho tiempo en el circuito junior.

Con 15 años sigo siendo muy joven, de momento me toca jugar los juniors, pero tengo que jugar igual allí que en estos Challengers. Sea el torneo que sea, todo suma, luego se verá reflejado en el nivel de mi juego para poder jugar más torneos como éstos el año que viene.

¿Y los estudios?

Los estudios no están yendo del todo bien (risas), pero de momento no he pensado qué hacer con este tema.

Vamos con la ronda rápida. Un golpe.

La derecha.

Un torneo.

Roland Garros o Wimbledon.

Un recuerdo en el tenis.

Mi primer viaje fuera cuando tenía 10 años, a Croacia. Fue una experiencia genial.

Un deporte que no sea el tenis.

Fútbol sala.

¿Tienes apodo?

Charly o Carlitos.

¿Ganar un Grand Slam o ser número uno?

Número uno.

¿Federer o Nadal?

Nadal.

¿Serena o Sharapova?

Serena.

El mejor rival al que te hayas enfrentado.

Pedro Martínez Portero.

Una canción que no pares de escuchar.

Contando lunares, escucho mucho reggaetón.

¿Hay tiempo para novias?

Muy poco.

¿Videojuegos?

Fortnite, el que está de moda.

Si te dicen hace un año que ibas a vivir todas estas experiencias, ¿te lo hubieras creído?

Sí.

¿De qué tienes más ganas, de cumplir los 18 o de llegar al top100?

De llegar al top100.

Final de Roland Garros, bola de partido al resto. Saca el rival y la cantan fuera, pero tú ves la marca y es buena. ¿Lo dices o celebras el título?

Le digo al juez que ha sido dentro, ante todo hay que ser legal.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter