Opelka ya disfruta de los lujos de la élite

Tres años después de su debut en el circuito ATP, el estadounidense aterriza en Houston como cuarto cabeza de serie. “Esto te hace la vida más fácil”.

Reilly Opelka disputando un partido. Fuente: Tennis.com
Reilly Opelka disputando un partido. Fuente: Tennis.com

Ocurrió casi sin darnos cuenta, en apenas unos meses, aquel joven gigante del que todo el mundo hablaba de repente se instaló en el top100, ganó su primer título ATP y allí se quedó, con tan solo 21 años. Seguramente Reilly Opelka haya tenido que aguantar en varias ocasiones esa retahíla que le señalaba como un poderoso sacador falto del resto de virtudes, la clásica etiqueta que solemos poner en este mundo cuando alguien supera los dos metros de altura. Pero el de Michigan nunca se rindió y por eso hoy es el número 56 del mundo con vistas a seguir mejorando su posición. Esta semana le vemos siendo el cuarto preclasificado en Houston, torneo donde debutó como profesional hace tres calendarios.

“Si miro hacia atrás, aquel año 2016, siento que ahora soy un jugador completamente diferente. Físicamente estoy mucho más en forma, soy mucho más fuerte, además de más consciente de cada cosa que hago”, recuerda el mismo que jugara aquí hace tres años como LL y ubicado en el 1008º de la ATP. “Llegar aquí y tener un Bye en primera ronda es algo bueno, me ayudará a aclimatarme un poco mejor a las condiciones del torneo. Haber mejorado tanto en el ranking y haberme acercado tanto al top50 te hace la vida mucho más fácil”, explica en declaraciones recogidas por el portal Tennis.com.

Sin embargo, el torneo texano todavía espera la primera victoria de Opelka en su cuadro. ¿La veremos en su cuarta participación? “Me encanta Houston, es uno de los mejores torneos que tiene los Estados Unidos, además de uno de los ATP 250 con más asistencia de público que se pueden encontrar. Incluso en la primera ronda o en la fase previa viene siempre mucha gente. El otro día fue impresionante, estaba todo lleno, eso hace que cada ronda sea más emocionante”, asegura el norteamericano, quien chocará en su debut ante el noruego Casper Ruud.

Porque si hay un jugador que se crece jugando en casa respecto al resto de lugares, ese es sin duda el estadounidense. “Realmente sientes que estás jugando en casa, por eso me encanta Houston. Recuerdo un partido de John Isner contra Gael Monfils en el US Open y gran parte de la grada alentando a Gael, lo cual me parece una locura. Quizá por eso Houston es diferente al resto, aquí sí que notas esa sensación de calor de la multitud”, analiza el joven de 21 años.

Opelka disfruta de su lugar en la élite, de un torneo que le encanta y de un vestuario lleno de compatriotas. “Jugar los mismos torneos que mis amigos es algo genial, llevamos muchos años saliendo juntos y creando esa amistad. De hecho, Taylor Fritz se está quedando en una casa al lado de la mía, ambos tenemos personalidades similares en la pista, somos bastante tranquilos”, señala acerca de su compañero de dobles esta semana. ¿Hasta dónde llegará el bueno de Reilly?

Comentarios recientes