¿Cobran poco los tenistas?

Pese a que la gran mayoría de aficionados piensa que ser tenista profesional acarrea grandes sueldos y lujos, existe una realidad muy diferente a ésta.

Tenis y dinero, una combinación que no es tan real. Fuente: Getty
Tenis y dinero, una combinación que no es tan real. Fuente: Getty

Desde hace muchos años existe una especie de leyenda alrededor de los tenistas profesionales que les sitúa como vividores, privilegiados e instalados en un ritmo de vida cargado de lujos y favores. Es cierto que la teoría afecta a unos cuantos, los diez primeros del mundo, por ejemplo. Pues bien, según los propios protagonistas, estaríamos ante una profesión que no paga como debería. ¿Acaso cobran poco los tenistas? Esta semana abordamos dicha cuestión en el Challenger Ferrero Open de Villena reuniendo algunas voces que están lejos de lo propuesto.

“Ganar poco es relativo, los que están en el top100 se ganan bien la vida”, afirma Roberto Carballés, actual número 110 del mundo. “Los Grand Slams, que son los torneos referentes, deberían asegurar un dinero fijo a los jugadores para que luego puedan costearse todo el año y que les permita viajar con entrenador, por ejemplo. El porcentaje que dan en los Grand Slams es muy bajo, ahora están dando el 12% pero es un 12% de años anteriores, porque ellos cada vez están teniendo mas ganancias”, señala el tinerfeño.

A colación de el dato que cita Carballés, un veterano como David Marrero sigue tirando de la manta. “Cada Grand Slam tiene cerca de 300 millones de dólares netos en beneficios y a nosotros nos pagan el 7%, una porquería en cuanto a porcentaje si tenemos en cuenta que somos nosotros los que lo generamos. Ahí sí que estamos muy mal pagados”, manifiesta el doblista.

“Creo que ganamos muy poco, una persona que está 250 del mundo tendría que tener un sueldo que al menos salga rentable a final de año y que te permita viajar con entrenador, sin estar que estar pendiente de cada céntimo”, añade Pedro Martínez, de la generación de 1997. “El prize money es muy bajo y si te lesionas entonces ya despídete, ahí dejas de ingresar dinero. Yo este año he intentado jugar algún torneo más grande, pero no te creas que facturo mucho más. La ATP y la ITF deberían replantearse este dilema y aumentar bastante los premios por abajo”, determina el valenciano.

Ya lejos de las pistas, pero completamente instalado en los banquillos, Rubén Ramírez Hidalgo también se suma al debate. “Es una pregunta complicada. Los de arriba creo que sí están bien pagados, aunque se quejen, si de mi dependiera lo que haría sería subir los premios por abajo. Gente que juega muy bien al tenis y que lleva toda la vida luchando, un tipo que esté 200, está muy mal pagado”, asegura el de 41 años.

Como podéis comprobar, todos confluyen en la misma dirección, sea cual sea el estatus. “Partiendo de la base de que hay diversos niveles dentro del ranking, creo que actualmente el tenista profesional no está lo suficientemente bien pagado si tenemos en cuenta el sacrifico que hace”, indica Marrero. “Un jugador que está 500 y viaja por todo el mundo pierde dinero en todos los sentidos. Un top100 que viaje con su entrenador y preparador físico tampoco está bien pagado porque en ocasiones no le da para cubrir gastos. Los de arriba sí están mejor pagados, pero la recompensa final no está equilibrada”, amplía el canario.

“El objetivo a final de año sigue siendo no perder dinero, aunque yo estando 150 ya me aseguro jugar los Grand Slams y algunas previas ATP, de ahí voy tirando”, destaca Pedro, quien pisa esta semana su mejor ranking profesional. “Yo intento hacer las cosas bien, viajando siempre con entrenador e incluso alguna persona más, pero todo eso cuesta un montón de dinero. No puede ser que el 80º del mundo cierre el año con $300.000 asegurados y el que está 110º gane $80.000. De un ranking a otro no hay mucha diferencia, pero el dinero está en los Grand Slams”, certifica.

Rubén Ramírez concluye con una afirmación tan dolorosa como real. “El dinero aumenta pero donde más se mete es arriba. Por ejemplo, aquí en este torneo, si hay 50 jugadores, todos van a salir perdiendo dinero al final de la semana. Incluso te diría que cada semana del año, en los torneos de esta categoría, el 98% de los jugadores palman dinero y son gente que juega muy bien al tenis. Puede que solo se salven los que vayan sin entrenador y los que sean de aquí”, concluye el alicantino.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes