Los que llegan a la gira de tierra batida con asignaturas pendientes

Analizamos quiénes han sido las decepciones de este tramo inicial de temporada y acuden con más necesidades a la gira sobre arcilla.

Alexander Zverev, necesidades en tierra batida 2019. Foto: zimbio
Alexander Zverev, necesidades en tierra batida 2019. Foto: zimbio

El primer tercio de la temporada ha tocado a su fin, y con ello se disparan los nervios en todos aquellos que no han podido recoger los frutos esperados. Un Grand Slam y dos Masters 1000 han sazonado los compases iniciales de una temporada en la que hay mucha tela que cortar y, sobre todo, muchos que no todavía no se han visto cerca de poder cortarla. Los ganadores de los tres torneos grandes (Novak Djokovic, Roger Federer y Dominic Thiem) así como un competitivo Rafael Nadal, pueden estar satisfechos, así como muchos jóvenes con actuaciones más que destacables. Félix Auger-Aliassime, Stefanos Tsitsipas o Denis Shapovalov han dado señales de lo que pueden llegar a alcanzar, así como veteranos irreductibles que han sido protagonistas, como Roberto Bautista, John Isner o Gael Monfils. Pero, ¿quiénes son los que tendrán que entrenar más duro y gestionar la presión de saberse necesitados de triunfos en esta nueva etapa del año?

En un año con multitud de jugadores siendo capaces de levantar títulos, se han echado de menos nombres ilustres llamados a competir por lo máximo. El circuito espera con ansia el retorno de Juan Martín del Potro, y mira con suspicacia a dos hombres marcados por la sombra de la sospecha permanente: Alexander Zverev y Marin Cilic. El joven alemán volvió a decepcionar en un Grand Slam, y molestias físicas con la consiguiente carencia de ritmo competitivo, le impidieron jugar a su nivel en los Masters 1000. Por su parte, el croata no ha hecho más que encadenar decepciones y necesitará jugar a su mejor nivel los próximos meses si no quiere ver amenazada su condición de top-10. Kei Nishikori y Kevin Anderson incrementaron su palmarés en los primeros compases del año (Brisbane y Pune, respectivamente), pero se han visto despojados de su mejor nivel en los eventos más importantes. La tierra batida parece un lugar propicio para que el nipón vuelva a luchar por lo máximo, mientras que el sudafricano es capaz de jugar bien en todas superficies si está inspirado.

Embed from Getty Images

Aunque si ha habido un jugador que ha decepcionado a muchos, ése ha sido Karen Khachanov. Su impresionante manera de acabar el 2018, vaticinaba la posibilidad de que siguiera ascendiendo puestos en el ranking y se postulara como claro candidato al relevo generacional. Estos meses han sido un viaje por el desierto para el joven ruso, que está llamado a subir su nivel si quiere mantenerse en la zona noble de la clasificación. Ademas, Grigor Dimitrov y David Goffin continúan sin despegar del todo; búlgaro y belga reciben cada vez menos atención mediática y parecen haber perdido esa magia de la que hicieron gala en algunos tramos de años pasados. No están, pero se les sigue esperando, y más en arcilla, donde han cosechado buenos resultados históricamente.

Pablo Carreño inició bien la temporada, mostrando buenas sensaciones en el Open de Australia 2019, donde estuvo a un punto de meterse en cuartos de final, pero unas nuevas molestias físicas cortaron la trayectoria del español, incapaz de mantener una cierta continuidad ya desde la segunda parte del 2018. Si es capaz de recuperarse plenamente, debería buscar protagonismo en una superficie donde es muy competitivo. Fabio Fognini no puede esgrimir como excusa las lesiones. El italiano ha cuajado un tramo inicial de año realmente decepcionante, y de los últimos seis partidos tan solo ha podido ganar uno. Necesita reaccionar y buscar la motivación en torneos donde, históricamente, suele cosechar grandes actuaciones. ¿Conseguirán estos jugadores revertir su mala situación actual encontrando consuelo en la tierra batida?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter