Miami Open 2019. Análisis de la final: Roger Federer vs. John Isner

El vigente campeón, que sigue sin perder un set esta semana, defiende su corona ante un hombre que quiere desquitarse de su derrota en Indian Wells.

Federer o Miami, uno será campeón de Miami. Fuente: Getty
Federer o Miami, uno será campeón de Miami. Fuente: Getty

Siete años después, Roger Federer y John Isner volverán a coincidir en una final. No en una final cualquiera, de hecho, parece que los Masters 1000 es el lugar concertado para que el suizo y el estadounidense se vean las caras. Ya chocaron en el desenlace de Indian Wells 2012 y lo harán de nuevo en el de Miami 2019. El vigente campeón, por quien nadie apostaba un duro al comienzo del torneo, frente a la eterna leyenda, empeñado en seguir demostrando que con casi 38 años todavía se puede jugar muy bien a este deporte. Dos estilos contrapuestos en una pelea donde el saque y el resto darán como vencedor al más paciente.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Sin duda alguna, el dato más llamativo de la semana viene en la maleta de Isner. EL jugador de Greensboro ha disputado diez sets esta semana y los ha ganado todos. ¿Pero cómo los ha ganado? Hagamos un breve repaso: 7-6, 7-6, 7-5, 7-6, 7-6, 7-6, 7-6, 7-6, 7-6 y 7-6. Exacto, nueve tiebreaks y medio. Solo la primera manga que se llevó ante Albert Ramos en tercera ronda se escapó de irse al desempate. La estadística es abismal y reproduce perfectamente el poderío que tiene el norteamericano cada vez que aterriza en esta situación, por lo que nos podemos imaginar por dónde pueden ir sus planes de cara a la final del domingo.

Por su parte, el helvético arrancó su participación en el cuadro con muchas dudas, perdiendo el primer set ante un Radu Albot al que acabaría remontando con algo de fortuna. Eso sí, a partir de ahí aprendió la lección. Sus triunfos posteriores contra Krajinovic, Medvedev, Anderson o Shapovalov poco o nada se parecieron al duelo con el moldavo, viendo su imagen mejorado y su nivel de tenis recuperado para la causa. Probablemente le haya venido bien cruzarse ante otro gran sacador como el sudafricano para hacerse una idea de lo que espera mañana, aunque con este perfil de tenista uno nunca sabe cuán dura será la tortura desde la línea de servicio.

Siete precedentes entre ambos, solo una final registrada y un balance de 5-2 a favor del suizo. Será la cuarta ocasión que se vean las caras en un torneo de Masters 1000 (Shanghai 2010, Indian Wells 2012, París 2015), donde el estadounidense ya sabe lo que es vencer ante el europeo. Lo hizo precisamente en su último enfrentamiento, allá en París-Bercy (7-6, 3-6, 7-6), un duelo que como ven volvió a decidirse en los tiebreaks. Cuatro años hacía que no cruzaban sus raquetas, así que es momento de volver a recuperar esta rivalidad clásica de la época moderna.

Si hablamos del estilo de juego de uno y de otro, sería como hablar del día y la noche, pero no en sus puntos más extremos. Es cierto que Isner basa todo su juego en el saque, pero si hay que competir en un intercambio también sabe cómo hacerlo. Hace tiempo que dejó de ser un simple sacador. Eso Federer lo sabe, quien también cuenta con uno de los mejores servicios del circuito, por lo que no parece que ninguno vaya a apostar por enredarse mucho en los peloteos. Las pocas oportunidades de break que se den significarán una salida de emergencia, una escapada al cielo, pequeñas opciones que decidirán el choque a favor del hombre que sepa y pueda aprovecharlas. Ambos llegan calentitos de estos diez días y, sobre todo en el caso del suizo, mostrando un mejoría evidente a cada ronda que pasa. Pero ojo, que tampoco de Thiem se esperaba verle campeonando en Indian Wells y ya saben cómo terminó la película.

Por cierto, que no se nos olvide comentarlo. ¿Recuerdan cuando algunos enterraron a Federer tras caer en cuarta ronda del Open de Australia? Su reacción no ha podido ser más clara: finales consecutivas en Dubai, Indian Wells y Miami. El suizo tiene asegurado regresar al top4, una buena noticia de cara a próximas citas. Isner también aseguró permanecer en el top10 tras su paso por Florida, por lo que el ranking no será un quebradero de cabeza para ninguno. Sí lo será el saque es John. Sí lo será la magia de Roger. ¿Por quién apostáis vosotros?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter