Federer: “Jugar ante Isner es un desafío, quiero disfrutarlo”

Sin miedo a recibir saques a más de 200km/h, el suizo cambió el chip rápidamente y comentó sus impresiones sobre la final del próximo domingo.

Otra jornada feliz para Roger Federer. Fuente: Getty
Otra jornada feliz para Roger Federer. Fuente: Getty

Fue tan fácil y tan rápido que a Roger Federer apenas le dejaron preguntas acerca de su última victoria en la conferencia de prensa. El suizo, que acababa de derrotar a Denis Shapovalov en poco más de una hora, se encontró con otras cuestiones acerca de su próximo rival, de los errores que cambiaría a lo largo de su carrera o de los objetivos que actualmente se propone como profesional. Esto fue todo lo que respondió desde Miami.

Sobre su primer enfrentamiento con Shapovalov: “Hoy ha sido diferente porque él es muy joven todavía. No es un jugador ante el que haya tenido muchas opciones de enfrentarme en el pasado y por fin hoy se haya dado, es un caso distinto. Hoy lo novedoso era jugar ante una joven promesa como él, más que el hecho de que fuera la primera vez. He disfrutado, creo que he jugado muy bien, cuando le dejas espacio a Denis él es capaz de conectar tiros muy fuertes y encontrar un gran ritmo, puede ponerte en situaciones muy incómodas. Esta noche lo hice bien y estoy feliz por cómo jugué, ha sido un partido de buen nivel”.

Sobre jugar ante jugadores tan jóvenes: “La gente espera grandes cosas de Felix o Denis en este tipo de rondas, pero ellos están aprendiendo a combatir con la presión. En las primeras rondas no pasa nada porque no hay tantas historias, no tienen que venir aquí a rueda de prensa a explicarse, aunque es bonito ver cómo consiguen llegar lejos y nos hacen disfrutar con su manera de jugar tan libre. Llegará un día en el que ya no jueguen como tapados y ya nada será igual, de momento están en proceso de llegada. Para mí es muy importante dominar este tipo de partidos y no dar la oportunidad de que fallen, hoy creo que lo hice bien”.

Sobre el peligro de John Isner: “No me importa, quiero disfrutar del desafío. Lo creáis o no, a veces los intercambios son más largos de lo que pensáis. Yo intentaré alargar un poco los peloteos y él buscará acortarlos. Lo que más me gusta es ver el poder absoluto y la precisión que tienen estos jugadores con su saque, es admirable. Piensen en los cinco mejores jugadores del mundo ahora mismo, ¿cuántos pueden resolver sus juegos al saque como un reloj, sin pasar apuros? Hay que tener mucha paciencia con ellos, pero siempre los he apreciado mucho”.

Sobre el plan que tiene para leer los saques de Isner: “No lo sé, depende mucho del momento, es realmente complicado. Hay veces que crees que lo ves venir por un pequeño gesto o movimiento, es una combinación de muchas pequeñas cosas. Hay días que te sientes mejor que otros, que sabes que ese saque va a ir a la ‘T’ y no importa cómo pero sabes que vas a devolverlo con un winner, pero no siempre. Son márgenes muy delgados cuando todo se da así de rápido y fugaz. Lo primero que hay que hacer es conectar con la bola; luego, estar en una posición neutra. Solo estas dos cosas ya son muy difíciles. Luego hay que buscar la manera de enviarle pelotas incómodas hasta encontrar el camino. Definitivamente, John tiene unos de los servicios que básicamente no se pueden leer, es así de simple”.

¿Ganar títulos o volver a ser Nº1?: “Para mí es más importante ganar títulos, ya que volver al Nº1 resulta mucho más difícil. Necesitaría ganar al menos tres Grand Slams en un mismo año, es muy complicado. Creo que no sería lógico ponerme esa meta a los 37 años. Sin embargo, uno de los momentos favoritos de mi carrera fue el año pasado en Rotterdam, cuando pude volver al Nº1 con 36 años, habiendo ganado antes en Australia y Wimbledon, además del Sunshine Double en 2017. Ahí se cerró un círculo precioso, un momento muy especial para mí”.

Sobre las cosas cambiaría de su carrera: “Creo que los errores que cometí fueron porque tenía que cometerlos, para luego aprender de ellos. He sigo muy afortunado de tener a la gente adecuada a mi alrededor en cada paso del camino: mis padres, la Federación, mis entrenadores… todos han querido lo mejor para mí. Conocí a Pierre (Paganini) con 14 años, él sabe de sobra cuáles son mis virtudes y mis debilidades, lo sabe todo. La clave es descubrir quién se preocupa realmente por ti y quién no. Quizá en alguna etapa fallé disputando ciertos torneos que no debería haber jugado, pero eso son pequeños errores. Lo importante es aprender de ellos y no volver a cometerlos, creo que esto lo he cumplido con nota”.

Comentarios recientes