Barty toca el cielo en Miami

Derrota a Pliskova en dos mangas y celebra su llegada al top10 con el título más importante de su carrera. Catorce campeonas diferentes esta temporada.

Ashleigh Barty, nueva campeona del Miami Open. Fuente: Getty
Ashleigh Barty, nueva campeona del Miami Open. Fuente: Getty

Miami empieza a convertirse en un torneo donde las sorpresas nos invaden año tras año en el cuadro femenino y masculino. La última de ellas, la coquista de Ashleigh Barty ante Karolina Pliskova (7-6, 6-3) gracias a un partido cargado de madurez, instinto y sobre todo mucho tenis. La australiana reflejó toda la baraja de golpes que tiene en su muñeca y encontró la fórmula para levantar el cuarto trofeo de su carrera, sin duda el más importante de todos. El lunes verá la recompensa en forma de número al situarse como nueva Nº9 del mundo. ¿Qué más se puede pedir?

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Aun sabiendo que ambas jugadoras aparecerían en el top10 dentro de dos días, seguramente no era esta la final esperada en el Premier Mandatory de Miami. Eso tenía una parte buenísima y era que nadie podía prever el desenlace. Por un lado estaba Pliskova, la favorita por números, estatus y dinámica. Pero claro, enfrente tenía a una mujer con unos registros muy similares, quizá un pequeño paso por detrás, un pasito que hoy podía resolverse si se llevaba el título. Pudimos ver en el primer set que los pronósticos estipulados se cumplían al ver dos estilos enfrentados pero una igualdad máxima. La checa tiraba de potencia y saques directos, mientras que su oponente sacaba la magia a pasear cada vez que el intercambio se alargaba. Solo el tiebreak pudo separar sus caminos hacia el éxito.

Ninguna había jugado mal, eso era un hecho. Ambas se habían roto el servicio, por lo que estaban avisadas de que cualquier cosa podía ocurrir. Pero el desenlace solo fue amable con Barty, hundiendo a Pliskova en una espiral negativa que le acompañaría también en el segundo set. Era un 7-1 muy doloroso que hizo bajar a Conchita al banco y analizar la situación. La española le dio varios consejos (cambia de ritmo, juega más dentro de la pista, busca más su revés y actívate de piernas) pero en lo que más incidió fue en el aspecto mental, como deber ser. “Estás cerca, muy cerca, lucha por cada punto y mantente positiva, no dejes de creer”, advirtió la de Monzón. La teoría estaba más que aprendida, faltaba ver si Karolina podía ponerla en práctica.

Mientras tanto, Barty seguía con su juego peculiar, sus tiros con efecto, sus subidas a la red, su servicio tan difícil de leer, todo eso que la ha llevado a meterse en el top10 a los 22 años de edad. Ni mucho menos pensaba en el marcador, prefería ver cómo la europea se alejaba ella sola del objetivo con un inicio de segundo set para olvidar. La cara de Pliskova indicaba que ese tiebreak podría haber sido su última palabra, el 7-6 2-0 amenazaba tormenta sobre la cabeza de la jugadora de Louny, así que era el momento de empezar a escribir la crónica.

Pliskova ganó su primer juego del set en once minutos de reloj y se marchó a la silla con 2-1 y cara de pocos amigos, donde la esperaba de nuevo Conchita. “No golpees cada bola como si fuera la última, estate atenta para defender la próxima por si vuelve”. Parecía algo obvio pero, después de un juego de once minutos, era un comentario obligado por parte de su entrenadora. De nuevo escuchamos a Martínez insistir por la calle de la fe, que siguiera corriendo y no se rindiera. Era evidente que el problema del marcador había escalado hasta su cabeza, por lo que era lo primera que había que limpiar de pensamientos negativos.

Tarde, muy tarde para la checa. La expresión corporal nos decía que estaba más cerca el zarpazo definitivo de Barty que la reacción de Pliskova. Y así fue, cerrando el triunfo con un break en blanco. Victoria histórica de la australiana que está viviendo el mejor momento de su carrera: llegada al top10 y ganando su primer Premier Mandatory. El tenis oceánico está de celebración, la llegada de una jugadora capaz de pelear por los Grand Slams está cada vez más cerca.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter