Isner despierta del sueño a Aliassime

El estadounidense superó en dos tiebreaks al canadiense, que en ambos sets tuvo break arriba y saque para cerrar la manga y no pudo aprovecharlo.

Isner repite final en Miami. Foto: Getty
Isner repite final en Miami. Foto: Getty

Nueve tiebreaks jugados en Miami y nueve ganados. Así, es difícil que John Isner no termine dando la mano a su rival en la red como ganador. Hoy, tuvo que sudar lo suyo ante un Félix Auger-Aliassime que dio muchísima guerra y es que el joven tenista canadiense tuvo en cada manga un break arriba y opción de ganar con su saque, pero le tembló la mano en los momentos cruciales y el estadounidense aprovechó su mayor jerarquía para pasar a la final de Miami por un doble 7-6.

Era su primera semifinal de Masters 1000 y Aliassime parecía que lo había hecho toda la vida. Sorprende ver a alguien tan joven (18 años) con una estadística de 5-0 en sus primeros enfrentamientos ante rivales del Top 20 y comenzó ante Isner por el mismo camino que en los duelos anteriores. No sabemos cómo se sentiría por dentro, pero para afuera mostraba calma total y concentración en lo que tenía que hacer. El de Greensboro veía cómo el canadiense empezaba a meterle presión al resto pero finiquitaba con tres grandes saques las tres primeras bolas de break que tuvo que encarar pero en el séptimo juego de esta primera manga, Félix daba un puñetazo encima de la mesa, rompiendo el saque de Isner en blanco.

Con algún que otro golpe que hizo abrir la boca a más de uno que presenciaba el partido, parecía que Aliassime estaba jugando en su Club de toda la vida con un amigo y que no le afectaba nada ni el rival ni la ronda ni el torneo hasta que cuando sacaba con 5-4 para llevarse el primer set, nos hizo ver a todos que efectivamente sus nervios no son de acero y con tres dobles faltas y un error, entregó su servicio al estadounidense, que no desaprovechó el regalo para llevar la manga al desempate.

Ahí, John se movió como pez en el agua, manejando la situación en todo momento y sabiendo cómo jugar con el chico para que sintiera la presión y acusara el momento en el que se encontraba el set. Félix volvió a cometer algún error grave y otra doble falta que hizo que le temblara la mano un poco más de la cuenta ante un Isner que tiraba con todo con su derecha cuando tenía la ocasión, apoyado en su tremendo servicio y se apuntó el primer set, dejándole el regusto amargo al de Montreal de que tuvo la ocasión en su mano pero que no la pudo aprovechar.

Al término del noveno juego del segundo set, Aliassime se señalaba la sien mientras se dirigía a su box y se recriminaba no haber estado concentrado para cerrar el set. Hasta llegar a ese momento, el canadiense había vuelto a hacer lo más difícil, romperle por el camino el saque a Isner y colocarse con su saque para rematar el set. Es ahí donde volvió a evidenciar la juventud e inexperiencia que tiene y es que vivir ciertas cosas por primera vez hace que le tiemble la mano a cualquiera. De nuevo, volvía a mostrarse nervioso e Isner recuperaba el terreno perdido para jugársela en otro tiebreak.

John había jugado hasta entonces ocho tiebreaks en nueve sets en Miami y había ganado los ocho. Era difícil que se le escapara el partido ya que tenía a su presa justo donde quería y Aliassime poco pudo hacer ante los bombazos del estadounidense, que no falló cuando fue él quien tuvo en su mano cerrar la manga, dejando en evidencia que en el deporte, quien perdona lo acaba pagando.

Repite final Isner en Miami, que a base de tiebreaks va superando rondas jugando en su terreno y es que en una pista tan rápida este año como la de Miami, su saque está siendo toda un arma. Aliassime se va a casa después de siete victorias seguidas con una lección bien aprendida y es que donde él ha caído, cayeron otros tantos talentos a su misma edad. La parte positiva es que esos errores que hoy ha cometido se arreglan con la edad. Sin duda, le veremos más veces en este tipo de situaciones en el futuro. John ya espera rival del duelo entre Federer y Shapovalov, que se celebrará esta noche.

Comentarios recientes