Aliassime sigue soñando en Miami

Con solo 18 años y viniendo de la fase previa, el canadiense se metió en las semifinales del Miami Open al derrotar en dos sets a Borna Coric.

Aliassime ya está en SF de Miami. Foto: Getty
Aliassime ya está en SF de Miami. Foto: Getty

Pase lo que pase, el Miami Open 2019 será recordado por el torneo donde Félix Auger Aliassime explotó definitivamente en un evento grande. El canadiense superó por 7-6 6-2 a un Borna Coric que en medio del tiebreak de la primera manga se fue por completo del partido tras una doble falta y eso lo aprovechó el canadiense, que siguió mostrando una madurez impropia para su edad y no le pesó en absoluto el mal momento por el que pasaba su rival y siguió presionando hasta llevarse la victoria.

Entretenido partido desde el inicio. Coric sabía que a Aliassime le gustaba llevar la iniciativa de los puntos y le obligó en muchas ocasiones a correr de lado a lado para evitar que pusiera en práctica su lado más ofensivo. El canadiense soltaba la mano con naturalidad y de derecha, se imponía en muchas ocasiones a su rival y no dudaba en cerrar los puntos en la red, mostrándose muy suelto en esta faceta. De revés a revés, Borna imponía su mejor hacer con este golpe y con todos estos ingredientes, los dos nos dejaron un primer set de alta calidad, con alternativas y breaks para ambos y con un juego tremendamente luchado que duró diez minutos, el 5-4 y saque para Coric, donde Aliassime llegó a tener bola de set.

El croata mostró casi en todo momento una concentración muy alta y supo en todo momento lo que hacía pero justo cuando debía imponer su mayor experiencia, en el tiebreak, Borna se desconcentró por completo tras realizar una doble falta y se fue un minuto del partido y dejó en bandeja que el canadiense se apuntara la primera manga a su favor.

La "pájara" no se le quitó a Coric tras el descanso. Tras varios errores, el talentoso tenista de Zagreb miraba al suelo como intentando buscar la explicación de que sus bolas se fueran varios centímetros fuera. No sentía absolutamente nada la pelota y Félix aprovechó eso para lograr un break y comenzar el set con ventaja. Es aquí donde el canadiense mostró de qué pasta está hecho. Lejos de poder arrugarse o sentir presión de verse tan cerca de sus primeras semifinales de Masters 1000, el chico se fue hacia adelante y siguió ahogando al croata, dejando por el camino algún que otro punto que levantó a la poca gente (extraño que medio estadio estuviera vacío) que presenciaba el partido en la central.

Aliassime volaba en la noche de Miami. Es un gusto ver lo natural que le vienen los golpes y aunque tiene que mejorar ciertas cosas (obvio, por su edad), se le ven maneras de tenista diferente. Félix lograba otro break, que confirmaba más tarde con su saque, y no dejó de cerrar el puño mientras que Coric tiraba al suelo hasta su gorra, totalmente desquiciado. Aunque logró contener un poco la sangría de errores no forzados que estaba cometiendo hasta el momento, no pudo hacer nada para que un Félix tremendamente calmado, cerrara el partido a su favor.

De esta forma, Aliassime sigue los pasos de su compañero y amigo Denis Shapovalov, que con 18 años también sorprendió a todos metiéndose en las semifinales de un Masters 1000. Félix, que recordemos viene de la fase previa, ganó su séptimo partido seguido en Miami para meterse en las semifinales, donde se medirá a John Isner por un puesto en la final. Pase lo que pase, el próximo lunes, Aliassime se convertirá en el primer tenista nacido en el Siglo XXI en meterse entre los 35 primeros del mundo y ya es el semifinalista más joven de los 35 años de torneo en Miami. El canadiense quiere seguir soñando a lo grande.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes