Siguen sin cesar las críticas hacia el ITF Transition Tour

Cada episodio es más problemático que el anterior. El ITF Transition Tour sigue siendo golpeado a través de numerosísimas quejas, que ya no sólo se originan por lo más esencial, el difícil acceso al profesionalismo para multitud de tenistas y la creación, para muchos injusta, de otro circuito paralelo, sino que además enlazan con otros problemas que han afectado al circuito Futures durante todos estos años. El tenista francés Antoine Bellier relata cómo tuvo que jugar sin árbitro, sin cambio de pelotas y con cambios de formato, jugando un supertiebreak en el tercer set en un torneo de dicha categoría. Una nueva denuncia que daña de nuevo la imagen de un circuito que parece destinado a su completa transformación.


Comentarios recientes