Rublev: "Pasé un tiempo muy deprimido al ver que no podía levantarme del sofá"

El ruso describe la odisea de lesiones que ha atravesado en el último año y medio, desvela sus sensaciones actuales y objetivos de futuro.

Andrey Rublev en Miami Open 2019. Foto: zimbio
Andrey Rublev en Miami Open 2019. Foto: zimbio

El éxito es un conglomerado de circunstancias donde el talento acaba siendo una parte tan necesaria como insuficiente por sí misma. Que se lo digan al ruso Andrey Rublev, que pasó de ser uno de los miembros más avezados de la NextGen, a ver su nombre borrado del circuito ATP durante meses por una lesión tan compleja de diagnosticar como alarmante por sus causas y consecuencias. Que un joven de 21 años con una proyección notable y tendencia al alza tenga que permanecer postrado durante meses en un sofá, justo cuando su tenis más alto estaba apuntando, resulta un contratiempo que puede generar un profundo caos mental y erigirse en un punto de no retorno. Sin embargo, el ATP Masters 1000 Miami Open 2019 está asistiendo al retorno del ruso a su mejor nivel.

Terminó el 2017 jugando a un gran nivel, con un título en su haber (Umag) y sensaciones de dominio en las NextGen Finals 2017, donde solo pudo ser frenado por Chung en la gran final. Afincado en Barcelona y asesorado por Fernando Vicente, su juego impetuoso se asemejaba a un pura sangre desbocado que si es domado con paciencia y maestría puede vencer en los grandes escenarios. Con esta filosofía arrancó un 2018 donde hizo final en Doha y alcanzó su mejor ranking personal, situándose como 31 del mundo. Sin embargo, tras encadenar varios torneos con unas molestias en la espalda que fueron a más, se vio obligado a parar cuando supo el diagnóstico: fractura por estrés en la espalda.

Embed from Getty Images

"Fue una etapa muy dura. Estuve durante más de dos meses yendo tres horas al día a una clínica, donde hacía magnetoterapia, pero los médicos me decía que la única solución era el repaso. Comer y estar en el sofá era lo que me recetaban, acabé profundamente deprimido. No vi ni un solo partido de tenis en esa etapa porque no podía soportar ver una sola noticia y pensar que el resto de mis compañeros estaba compitiendo mientras yo estaba ahí, sin hacer nada. Me alegro de haberlo superado y solo espero que no ocurra algo parecido nunca más", aseveró el ruso, cuya reaparición se produjo en Umag 2018, después de haberse perdido Roland Garros y Wimbledon. Sin embargo, solo en Washington pudo sacar su mejor tenis. "Sentía que mi cuerpo no respondía a mi mente, me era imposible asumir que había perdido tanto. Me llevó unos meses aceptar la nueva situación y trabajar para revertirla", dice en palabras recogidas por la web de la ATP.

La etapa lejos de las pistas y la ausencia de frescura y ritmo competitivo en su reincorporación, le hizo salir del top-100, viéndose abocado a disputar fases previas. Humildad, tesón y pasión por el juego han sido los ingredientes de la receta que ha llevado a Andrey a ser protagonista de nuevo. No se le cayeron los anillos por disputar el ATP Challenger Indian Wells 2019, donde hizo final cayendo ante Edmund, y unas semanas después, parece haberse reencontrado con su mejor versión. Jared Donaldson, Bjorn Fratangelo, Taro Daniel y Marin Cilic han sido sus víctimas en el ATP Masters 1000 Miami Open 2019. "Ganar a Marin ha sido increíble, creo que me va a dar muchísima confianza para los próximos encuentros. Me encuentro en plena forma a nivel mental, he logrado olvidarme por completo de mi lesión y estoy jugando a intensidad máxima".

Embed from Getty Images

Curiosamente, a Rublev le prohibieron que mirara el ranking para evitar nuevos agobios. "Me dijeron que no me preocupara por eso, y estoy trabajando para mejorar la gestión de las emociones y evitar la ansiedad", desvela un hombre cuyo siguiente rival será Denis Shapovalov, uno de sus coetáneos llamado a luchar con él por grandes objetivos. "Me alegro de que les vaya bien a los otros jóvenes, pero no me comparo con ellos. Mi único objetivo es ganar grandes torneos". Andrey Rublev está de vuelta y dispuesto a dar mucho de qué hablar con su rendimiento en la pista. Potencial y actitud tiene para dar y tomar, solo falta ver si los resultados son inmediatos.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes