James Blake, artífice de la revolución del Miami Open 2019 con un giro de vida peculiar

El actual director del torneo relata aspectos curiosos de su vida tras retirarse, y desvela sus objetivos al frente del evento.

James Blake, director del Miami Open 2019. Foto: zimbio
James Blake, director del Miami Open 2019. Foto: zimbio

La vida de James Blake ha estado sazonada por sucesos trágicos que no han hecho sino incrementar su carisma. El jugador neoyorquino representó un estilo de juego desenfadado y alegre, criado en las pistas callejeras y forjado a sí mismo. Eterna alternativa al poder establecido, sus batallas contra Roger Federer (10-1 para el suizo) y Rafael Nadal (4-3 en favor del español) ofrecieron momentos inolvidables a todo aficionado al tenis, que reconoce la carrera de un jugador cuyo mejor ranking fue el cuarto del mundo, y que pisó los cuartos de final en Melbourne y Nueva York. Un herpes que a punto estuvo de costarle la carrera y le mantuvo mucho tiempo fuera de las pistas, una fractura cervical producida en un entrenamiento y fallecimientos en su seno familiar, hicieron que James viera la vida desde una perspectiva diferente a la habitual.

Así, cuando decidió retirarse con 33 años, James quiso retomar sus estudios universitarios en Finanzas. "Me tomé unos nueve meses para tomar distancia y meditar sobre qué es lo que deseaba hacer. Intenté buscar una oficina para trabajar en banca, creía que sería lo ideal después de tanto tiempo viajando por el mundo, pero duré menos de un año. Me di cuenta de lo mucho que amaba el tenis, y que realmente deseaba emplear toda mi experiencia y conocimientos en mejorar el deporte", señala un hombre cuya vida tuvo un punto de inflexión evidente; el ataque indiscriminado de unos policías que provocaron su reconversión hacia el activismo. Demandó a la ciudad de Nueva York, donde sucedió el caso, pero en lugar de exigir una indemnización monentaria, solicitó que ese dinero se empleara en formación a policías para evitar conductas raciales, así como en investigar casos de este tipo que ya se hubieran producido.

James Blake: “Yo sabía que no había hecho nada malo”

James Blake: “Yo sabía que no había hecho nada malo”

El estadounidense recuerda su lamentable detención en Nueva York y explica cómo ha superado todo el revuelo que se formó sobre él.

Seguir leyendo

Embed from Getty Images

Doce años después, Blake publicó un libro donde reflexionaba sobre deporte, política y sociedad, y muchos le veían como una alternativa real a algún cargo político notorio. "Mantuve algunos contactos con ese mundo, pero salí tremendamente decepcionado, así que decidí encaminar mis esfuerzos al activismo social. Lo considero una responsabilidad después de lo que me ocurrió. Además, tuve la oportunidad de entrar al comité organizador del Miami Open", asevera el neoyorquino en un reportaje publicado por Tennis.com. Él ha sido el contacto tenístico que ha ido guiando a los propietarios del torneo en su proceso de reinvención, derivado en la mudanza de Cayo Vizcaíno a un nuevo y ambicioso emplazamiento en torno al Hard Rock Stadium, sede del equipo de fútbol americano Miami Dolphins.

La lucha Indian Wells - Miami se recrudece

La lucha Indian Wells - Miami se recrudece

Los organizadores del torneo de Miami están encantados con cómo ha quedado el nuevo recinto y aseguran ser "el nuevo US Open".

Seguir leyendo

"Estoy muy emocionado con este cambio, las instalaciones son impresionantes. Nunca habría imaginado que organizar un evento de este calibre tuviera tanto trabajo, cuando estás en el circuito compitiendo te encuentras en una burbuja", comenta un hombre que no pierde el optimismo a pesar de las bajas de última hora, entre las que destacan las de Rafael Nadal y Juan Martín Del Potro. "Rafa es uno de los grandes embajadores de este deporte. Su estilo de juego ha provocado que tenga un impacto enorme en su cuerpo, lo vamos a echar mucho de menos, pero tenemos grandes jugadores en el torneo", señaló. James Blake tiene trabajo por hacer si las lluvias de la pasada jornada persisten. El Miami Open 2019 afronta una prueba de fuego, y por el momento, la lluvia lo está sofocando.

Comentarios recientes