Thiem sorprende a Federer y se proclama campeón de Indian Wells

El austríaco Dominic Thiem se proclamó campeón del Masters 1000 de Indian Wells, al derrotar al suizo Roger Federer en tres disputados sets.

Dominic Thiem en Indian Wells. Foto: Getty Images
Dominic Thiem en Indian Wells. Foto: Getty Images

Hay partidos en los que el derrotado sale de pista sin explicarse cómo puede hacerlo sin el partido en el bolsillo. El tenista suizo Roger Federer se vio sorprendido en la final del Masters 1000 de Indian Wells por el austríaco Dominic Thiem, que supo cómo y cuándo apretar los dientes para dejar en agua de borrajas el despliegue técnico de la leyenda suiza. 3-6, 6-3 y 7-5 fue el resultado a favor del tenista austríaco que de esta manera suma su primer título Masters 1000 como profesional y además asciende al puesto número cuatro del ránking ATP.

Y es que en el tenis lo más importante no es jugar bien o bonito, sino estar acertado en los momentos cumbre y atesorar inteligencia en dichas situaciones. Thiem renuncia a artificios para ser uno de los tenistas más sólidos del circuito, que condena a sus rivales sin que éstos se den cuenta. Así lo hizo con Federer que fue de más a menos con el paso de los minutos, fruto posiblemente del buen hacer del austríaco que esta semana en Indian Wells ha demostrado ser otro jugador con respecto a estos últimos meses.

No tuvo reparos en ponerse el mono de trabajo Roger, y plantear un encuentro en el que no sería él quien llevara la iniciativa continuamente. Pero no cometió el error de jugar pasivo, sino que con su servicio se mostró igual de agresivo que habitualmente, imposibilitando cualquier opción de rebelión por parte del de Viena. La igualdad es lo único que puede esperarse de un partido contra Dominic Thiem. Es preciso ostentar una enorme capacidad de concentración para imponerse al austríaco, que somete a sus rivales a un duro castigo con su saque, y se muestra como un jugador muy peligroso al resto. Siempre lo ha sido en todas las superficies, pero es cierto que es en la arcilla donde mejor se desenvuelve.

[getty:1136255911]

Sin embargo, Federer hizo que el austríaco fuera un placebo cuando no sacaba. Su agresividad al servicio condenó a un Thiem que bastante tuvo con intentar mantener su servicio e intentar pelear el primer set hasta el final. Ambos se estuvieron rompiendo el servicio en constantes ocasiones, pero Roger se mostró como el líder del escapismo y tuvo la oportunidad de desplegar su arsenal tenístico cuando llegaban los juegos decisivos. En el octavo juego, el suizo rompió el servicio del austríaco y con su servicio cerraba la primera manga por 6-3.

Reaccionó Thiem en la segunda manga, golpeando muy bien con su derecha y revés a una mano y cerrando la pista con recurrentes subidas a la red. Federer no lograba tomar las riendas del encuentro y en el ecuador de la segunda manga entregaba su servicio. Lo iba a intentar recuperar posteriormente pero Federer mostraría serias dudas a continuación. La cara de Roger era un auténtico poema, y es que veía que la final se le complicaba muchísimo.

Thiem supo cerrar el set con maestría y exprimiendo todas sus energías. Lejos de estar fatigado y decidir esperar un poco desde el fondo de la pista y descansar, el séptimo cabeza de serie saltó en la tercera manga con la idea de pelear de tú a tú contra Federer, y como dice el dicho, quien lo busca finalmente lo consigue. Una rotura en el undécimo juego fue definitivo para que Thiem conquistara su primer título de Masters 1000 como profesional. Que mejor que hacerlo en Indian Wells y ante una eminencia como es Roger Federer. ¡Tendremos que estar atento a Dominic en las próximas semanas!

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter