Serena Williams y una nueva rutina de entrenamientos: competir contra hombres

La estadounidense está reclutando jugadores profesionales con los que entrena y disputa sets muy intensos. Osaka sigue su ejemplo.

Serena Williams y Grigor Dimitrov entrenando juntos. Foto: zimbio
Serena Williams y Grigor Dimitrov entrenando juntos. Foto: zimbio

Ya no es un hecho aislado, sino una nueva rutina que puede calar hondo en el tenis profesional. Las sinergias entre hombres y mujeres en el deporte rey de la raqueta son constantes, resultando difícil encontrar una disciplina en la que estén tan relacionadas ambas competiciones. Comparten muchos torneos, asesores, protagonismo con aficionados y, desde hace un tiempo, cada vez más entrenamientos. En pretemporada se vio a Garbiñe Muguruza peloteando con Kei Nishikori, mientras que Naomi Osaka compartía constantemente sus sesiones de entrenamientos con jugadores del nivel de Andy Murray. Pero no son simples destellos o anécdotas, sino que ya hay tenistas conscientes de la simbiosis que se puede producir entrenando juntos hombres y mujeres. Serena Williams se erige en el adalid de una novedad que ha acogido Osaka, dando continuidad a su rutina de entrenamiento también durante la temporada.

Kyrgios y Anisimova entrenan juntos y muestran gran complicidad

Kyrgios y Anisimova entrenan juntos y muestran gran complicidad

Seguir leyendo

En una de las primeras tomas de contacto de la estadounidense con el WTA Premier Mandatory Indian Wells 2019, se le pudo ver peloteando con gran intensidad con un joven estadounidense: Christopher Eubanks. A sus 22 años, disputará la fase previa del torneo y ha hablado para NYTimes reflexionando sobre lo que supone para él una experiencia como entrenar junto a Serena. "Algunos amigos míos que no tienen ni idea de tenis han empezado a llamarme en cuanto se enteraron de que he compartido entrenamientos con ella. Me dicen, oye tío tienes que ser muy bueno para estar en pista con Serena", comenta en tono distendido. No ha sido el único; jugadores de un nivel muy superior han cruzado golpes con la leyenda estadounidense, como Stefanos Tsitsipas, Grigor Dimitrov, Frances Tiafoe o Bernard Tomic.


La idea parece haber sido concebida por Patrick Mouratoglou, convencido de los beneficios de esta práctica. "Le viene muy bien probar ritmos de bola superiores, eso le permite seguir mejorando cada día. Es algo que nos planteamos para darle continuidad en el tiempo porque supone un gran desafío para ella. Va a entrenar mucho más motivada y se da cuenta de que la pelota viene muy rápida y le obliga a emplearse a fondo", comenta un Mouratoglou al recordar las sensaciones de su pupila la primera vez que probaron esto, con Thanasi Kokkinakis en la academia que regenta el galo en su país natal.

"Es impresionante cómo golpea. Ejecutaba golpes que podrían desbordar a cualquier jugador del circuito ATP y ella los devolvía con tremenda precisión". Es preciso recordar que Serena siempre ha tenido sparrings masculinos, como Sascha Bajin, Robbye Poole o Jarmere Jenkins, con quien sigue entrenando. "Es importante sacar a Serena de su rutina y que no se pueda anticipar tanto a los golpes de sparrings que ya conoce perfectamente. Pelotear con jugadores profesionales de élite le va a permitir exprimirse a fondo en todo momento. Yo siempre les digo a los chicos que golpeen a la bola igual que lo harían en un partido de competición o entrenando con un jugador, y ninguno ha rechazado entrenar con Serena", comenta Mouratoglou, que está viendo cómo su método cala hondo en Naomi Osaka, quien está siguiendo los pasos de Serena.


Las sensaciones de Christopher Eubanks no pueden ser mejores, a tenor de sus palabras. "Su bola es de las más limpias de la historia del tenis. Da mucho ritmo y he tenido que estar muy vivo de piernas para no perder terreno ante sus golpeos. Fíjate que intenté entrenar de nuevo por la tarde, pero me sentía muy cansado tras la sesión con Serena", comentó el estadounidense, que narró una bonita anécdota. "Mi padre me educó tenísticamente siguiendo los métodos que ellas habían practicado. Sus orígenes humildes y ese carisma que tiene hacen que me impactara mucho conocerla. Cuando me llamó por mi nombre me emocioné mucho y me puse nervioso, me sentí como un niño", aseveró un Eubanks, que no ha sido el único en mostrar su admiración hacia la menor de la saga.

"Entrenar con ella me ayudó mucho a elevar mi nivel en Melbourne. Me dio algunos consejos muy positivos", dijo Alexei Popyrin en el Open de Australia 2019, al igual que Frances Tiafoe. "La pelota viene muy rápida y con poco efecto, no es nada sencillo contrarrestar sus golpes", dijo el joven norteamericano. Parece evidente que Serena Williams quiere seguir demostrando su poderío y grandeza, y quizá entrenar con hombres lo perciba como una manera más de empoderamiento femenino, además de una técnica para ponerse en forma y estar más preparada de cara a sus siguientes retos. Será interesante comprobar su comportamiento en el WTA Premier Mandatory Indian Wells 2019.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter