Nick Kyrgios: “Una semana como ésta puede cambiar las cosas”

Semana gloriosa del australiano en Acapulco que podría significar ese punto de inflexión que andaba buscando. “Necesito ser mucho más disciplinado”.

La mirada de Nick Kyrgios, nuevo campeón de Acapulco. Fuente: Getty
La mirada de Nick Kyrgios, nuevo campeón de Acapulco. Fuente: Getty

Era un camino lleno de obstáculos, de problemas, de exigencia, pero Nick Kyrgios demostró estar preparado para ello. Día a día, hombre a hombre, el australiano fue abriéndose paso en Acapulco hasta coronarse campeón. Atrás quedaron raquetas de la talla de Nadal, Wawrinka o Zverev. Ninguno pudo frenar al jugador más inspirado del lugar. Esta vez el bueno, el feo y el malo fueron todos la misma persona. ¿Cambiará algo su carrera después de este éxito?

"Había que mantener los pies en la tierra y eso hice. Es verdad que antes de la final fui a correr en motos de agua con mis amigos, sobre las cinco de la tarde, cosa que no creo que sea exactamente lo que hubiera hecho un tenista del top10, pero todo funcionó así esta semana y pude jugar muy bien. Ahora solo estoy pensando en la fiesta de más tarde”, bromeaba el de Canberra tras su triunfo.

Si le preguntan por el punto de inflexión, nadie duda de la fecha y el rival. “Haber salvado match points ante Nadal será un partido que no olvidaré pronto y es algo que me llevaré conmigo. La verdad es que tengo mucha suerte de estar en esta posición, ahora necesito ser mucho más disciplinado, mucho mejor profesional e intentar hacer siempre lo correcto. Ni siquiera tengo un entrenador, así que tal vez empiezo por ahí”, sorprendía el campeón en sus maduras declaraciones.

Sobre la final, un par de detalles que le hicieron quedar por encima. “Zverev es un jugador ejemplar para todos por su profesionalismo, por su calidad y por lo que ya ha logrado. Realmente no esperaba demasiado del partido de hoy, sé que tendría mis oportunidades pero él es un tremendo jugador, lo ha demostrado ya muchas veces. Por fortuna pude servir muy bien en las situaciones de máxima tensión y eso me hizo seguir adelante. Las dejadas también me ayudaron mucho en determinadas acciones del encuentro, aunque no siempre salen bien”, repasó el hombre que mañana volverá a acercarse al top30.

“Lógico que estoy contento, además el público fue increíble toda la semana. La multitud creaba la atmósfera todos los días, sin duda ha sido el mejor ambiente en el que he jugado en mi carrera. Me estaban abucheando y todavía disfrutaba jugando y estando aquí. Ellos crearon las emociones, los recuerdos, todo el evento fue increíble, seguro que volveré el año que viene”, señaló el oceánico.

Pero Kyrgios siempre será un dilema sin resolver, un dolor de cabeza para muchos, un mal necesario para otros. Lo que está claro es que engancha, sobre todo cuando le da por jugar bien. “La gente espera que yo sea un ejemplo para las personas que están luchando por alcanzar una determinada posición de la que creen que yo no debería salir. Si puedo hacerlo, ellos también pueden. Lo cierto es que llegué aquí bastante deprimido, no sabía lo que hacer, pero luego tienes una semana como ésta y las cosas pueden cambiar”, valoró.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes