Veinte años en la brecha

Roger Federer alcanzó un nuevo récord tras superar a Coric ayer en Dubái: veinte temporadas consecutivas disputando, al menos, una final ATP.

Roger Federer vuelve a la final de Dubai. Fuente: Getty
Roger Federer vuelve a la final de Dubai. Fuente: Getty

Antes de que me salten los lagartos al cuello, quiero dejar claro el titular. Entiéndase “en la brecha” como ese lugar en el que uno empieza a competir por cosas importantes, lo que en el deporte profesional viene a llamarse “títulos”. Roger Federer disputó su primera final ATP en el año 2000, en Marsella. Tenía 18 años y la perdió ante Marc Rosset. Esta tarde disputará la número 152 de su carrera, la décima en Dubái y su primera del curso. Sí, dos décadas después de la primera. En total, veinte temporadas consecutivas peleando por los bienes más preciados del vestuario, desempatando con las 19 que hasta ahora le mantenían en el mismo renglón que Jimmy Connors. Una cifra tan salvaje como ésta merecía un breve repaso a su historial.

Sería complicado hacer un balance justo en un solo párrafo de todas las finales que ha disputado Roger Federer en todos estos años, pero sí que haremos breves paradas en las más significativas. Como aquellas de Marsella y Basilea en el 2000, donde salir derrotado le llevó a pensar que jamás lograría levantar un trofeo. Apenas tuvo que esperar a Milan 2001, donde su triunfo sobre Julien Boutter esfumó aquel trágico pensamiento. De quedarnos con un calendario, ese sería 2006, donde el suizo llegó a la final en 16 torneos de los 17 que disputó. Monstruoso. Cincinnati sería el único escenario donde caería en segunda ronda, ante Andy Murray. ¿Y la temporada que menos finales jugó? En 2016, un curso maldito donde solo acarició la gloria en Brisbane, cediendo ante Milos Raonic en el primer examen del año. Luego en Wimbledon volvería a caer ante el canadiense, y ya no volvería a las pistas hasta la temporada siguiente. Allí se cortaría una racha de quince años seguidos levantando títulos.

Como decimos, la estadística obliga a colocar al helvético en una mesa de comer aparte, arrancándole el récord a Jimmy Connors. Jimbo, al igual que el suizo, también perdió las dos primeras finales que disputó. Columbus y Los Ángeles, ambas en 1971. Las dos últimas serían en 1989 y ninguna se le iba a escapar: Toulousse y Tel Aviv. Una carrera brillante donde los números y sobre todo la vigencia obligan al aficionado a aplaudir hasta cansarse. Es precisamente el estadounidense el hombre que todavía mantiene algunos de los récords que más interesan al suizo, como por ejemplo, el de los 109 títulos conquistados, a diez de distancia de Federer. En unas horas, podrían ser nueve.

Tras las 20 temporadas de Roger y las 19 de Jimmy aparecen dos hombres sentados en un mismo sillón: Rafa Nadal e Ivan Lendl. El segundo disputó finales ininterrumpidamente desde 1979 hasta 1994, dejando el registro en 16 calendarios consecutivos. La misma cifra que ahora mismo ostenta el español, desde 2004 hasta el presente curso (hace un mes quedaba subcampeón en Australia). Si no pasa nada raro, el balear volverá a dejarse caer por muchas más finales en el año 2020, así que esa tercera posición está reservada para él en exclusiva.

Repasada la lista, volvemos a Federer, la mayor leyenda del tenis en activo. Ya con el récord mencionado en su poder, es momento de poner los ojos en otras logros mayores. Alcanzar los 100 trofeos ATP es un objetivo que viene persiguiendo desde que se alzara en Basilea con el 99º, el famoso centenario que esta tarde se le pondrá más cerca que nunca en Dubai. A una victoria. A dos sets. El suizo solo ha perdido un partido esta temporada, ante Stefanos Tsitsipas en Melbourne. Podemos decir que si quiere poner su marcador con tres dígitos, enfrente tendrá al peor rival posible. Sin embargo, viendo la foto de portada, no parece demasiado preocupado. Que siga la función.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter