Kyle Edmund: “Ahora me siento bien”

El británico está en semifinales del Challenger de Indian Wells, en busca de sensaciones positivas antes de afrontar el primer Masters 1000 del año.

Kyle Edmund afronta un inicio de año complicado. Fuente: Getty
Kyle Edmund afronta un inicio de año complicado. Fuente: Getty

Dos partidos, dos derrotas. Este fue el balance de Kyle Edmund en su arranque de temporada tras probar suerte en Brisbane y en el Open de Australia. Lugares donde defendía cuartos de final y semifinales (765 puntos), una gira que este año tuvo que abandonar por la vía rápida. Era de esperar después de firmar un 2018 de ensueño, abanderado por su primer título profesional y su entrada en el top15, sin embargo, una lesión de rodilla al terminar el calendario modificó todos sus planes, además de su rendimiento.

Descanso, rehabilitación y a empezar de cero, ¿pero dónde? En el Challenger 125k de Indian Wells. “Ahora me siento bien. Tuve dos partidos en Australia y obviamente tenía ganas de empezar mi temporada, pero después de aquello decidí tomarme un tiempo de cinco semanas dedicado exclusivamente a entrenar. El aspecto positivo es que ahora mi cuerpo está listo y siento la confianza de vuelta. Uno puede trabajar duro entrenando, pero ningún entrenamiento puede replicar la intensidad que siente en un partido. Competir en los torneos es lo más importante, así que estoy feliz de haber pasado aquí un par de rondas”.

Concretamente, tres rondas. Las victorias ante Robredo, Rosol y Maden le han llevado a semifinales, donde este sábado cruzará con el sudafricano Harris. “Es la competitividad mental lo que te hace ponerte en marcha. Como jugador de tenis estás acostumbrado a jugar durante diez meses al año, pero en los últimos cuatro meses solo había tenido dos partidos. Quería comenzar a jugar de nuevo, por eso fue genial venir aquí, ahora me siento genial. En cada partido que jugué siento que vuelvo a acostumbrarme a la velocidad y a la presión de los puntos de break. Esto son cosas que no se pueden conseguir en un entrenamiento”, declara el británico en un reportaje de ATP.

No deja de ser extraño ver a un top30 bajando a jugar un Challenger, aunque este movimiento ya se lo vimos el año pasado a Nishikori o hace dos a Gasquet. Ya con la confianza ganada, ahora toca recuperar el terreno perdido. “La temporada pasada fue genial, pero cuando tienes una lesión y te pasas mucho tiempo sin jugar, hay que respetar ese tiempo. De todas formas fue un gran año, seguro que todas las cosas que aprendí las tomaré esta temporada y me harán mejor como jugador. Mentalmente significa otro año de experiencias en la gira. Cuando uno está tantos meses sin competir debe ser realista acerca de su nivel, aunque confío en que mi mejor tenis volverá”, subraya el de 24 años.

Mark Hilton, su nuevo entrenador tras dejar de trabajar con Fredrik Rosengren, explica cómo están siendo estos meses de recuperación: “Ha sido un período difícil para él, con mucha frustración tras la lesión. Aquello alteró su pretemporada, por lo que decidimos darnos un tiempo para entrenar después de Australia poniendo todo el foco en esta gira de marzo. La rehabilitación ha ido bien, así que todo lo que esperamos es jugar lo máximo posible esta semana. Para él es muy importante estar mucho tiempo en cancha, volver a respirar este entorno. Es como un ensayo, aunque aquí los partidos son todos durísimos. Se podría encontrar con estos chicos perfectamente la próxima semana”, valora el técnico del actual número 27 del mundo.

Comentarios recientes