Prohibido repetir en 2019

Los circuitos ATP y WTA llegarán a marzo sin ver a ningún tenista repetir éxito en el calendario. En 26 torneos disputados, 26 campeones diferentes.

Novak Djokovic, campeón en Australia ante Rafa Nadal. Fuente: Getty
Novak Djokovic, campeón en Australia ante Rafa Nadal. Fuente: Getty

Lo venimos repitiendo de manera insistente durante los dos últimos años y las cifras confirman que no nos equivocamos. Aunque parezca mentira, el tenis profesional está ahora mismo más repartido que en los últimos quince años. Sobre todo en el apartado masculino. Sin embargo, en este inicio de 2019, los números son equivalentes tanto en un vestuario como en otro. Hasta el momento, en estos dos meses se han disputado 15 torneos ATP y 11 torneos WTA. En total, 26 torneos profesionales. En conclusión, 26 campeones diferentes. Llama la atención que ningún tenista, ni siquiera los top, hayan sido capaces de hacer doblete. Antes de nada, repasemos quiénes han sido los afortunados y afortunadas.

Campeones ATP: Roberto Bautista (Doha), Kei Nishikori (Brisbane), Kevin Anderson (Pune), Alex De Miñaur (Sydney), Tennys Sandgren (Auckland), Novak Djokovic (Australian Open), Jo-Wilfried Tsonga (Montpellier), Daniil Medvedev (Sofía), Juan Ignacio Londero (Córdoba), Gael Monfils (Rotterdam), Reilly Opelka (Nueva York), Marco Cecchinato (Buenos Aires), Stefanos Tsitsipas (Marsella), Laslo Djere (Río) y Radu Albot (Delray Beach).

Como podéis ver, en el vestuario masculino encontramos un crisol de perfiles, tanto de jugadores del top10, como del top20, como de otros que nunca antes habían logrado una victoria profesional. La temporada está siendo bastante amable sobre todo con los más novatos, inéditos como De Miñaur Sandgren, Londero, Opelka, Djere o Albot subrayan a seis nuevos campeones en tan solo dos meses. A este ritmo, que tiemblen los récords. Es decir, que no solo hubieron 15 campeones diferentes, sino que hubieron 29 finalistas diferentes. ¿Quién se saltó la norma? Daniil Medvedev, finalista en Brisbane y campeón en Sofía.

Vamos ahora con las campeonas WTA: Karolina Pliskova (Brisbane), Aryna Sabalenka (Shenzen), Julia Goerges (Auckland), Petra Kvitova (Sydney), Sofia Kenin (Hobart), Naomi Osaka (Australian Open), Kiki Bertens (San Petesburgo), Dayana Yastremska (Hua Hin), Elise Mertens (Doha), Belinda Bencic (Dubai) y Alison Van Uytvanck (Buapest).

Aquí de entrada llama la atención que, en el mismo transcurso de tiempo, haya cuatro torneos menos en un circuito que en otro, aunque esto daría para abrir otro debate. Centrándonos en las nombres, vemos a 11 campeonas diferentes y 20 finalistas. ¿Quién fue la excepción esta vez? Petra Kvitova, sin duda alguna, la jugadora más regular de lo que va de año. La checa acumula tres finales en cinco torneos disputados, aunque solamente pudo ganar uno (título en Sydney, finales en Australia y Dubai). La actual Nº3 del ranking llegó a ganar ocho finales ininterrumpidas entre 2016 y 2019, así que ahora le toca lidiar con algunas derrotas dolorosas.

¿Y que nos quieren decir estos datos? Sinceramente, de momento nada. Solamente llevamos un par de meses de calendario y las cosas cambiaran cuando lleguen las giras de tierra batida y de hierba, donde solo unos pocos elegidos son capaces de rendir. Eso sí, es innegable que las posibilidades para el segundo y tercer escalón de tenistas está más abierto que nunca. La exigencia de los de arriba, obligados a centrarse únicamente en las grandes paradas, abren la puerta para que el resto compita y triunfe en concursos inferiores. Río es el mejor ejemplo, con una final entre el 91º y el 103º del mundo. ¡En un ATP 500!

En seis días descubriremos los desenlaces en Acapulco, Dubai o Sao Paulo, donde jugadores como Nadal, Zverev, Federer o Stephens buscan inaugurar su vitrina anual. O mucho me equivoco, o tiene pinta que esta dinámica todavía nos durará alguna semana más.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes