La profunda crisis de Daria Kasatkina y los motivos que la explican

La jugadora rusa solo ha podido sumar una victoria en lo que va de año, acusando la presión de sentirse favorita y el cansancio mental.

Daria Kasatkina, crisis durante el 2019. Foto: zimbio
Daria Kasatkina, crisis durante el 2019. Foto: zimbio

¿Cómo puede cambiar todo en tan poco tiempo? Es lo que debe estar rondando la cabeza de Daria Kasatkina, otro claro ejemplo de la dificultad que lleva implícita un concepto utópico para la mayoría: regularidad. La joven rusa de 21 años cuajó un esplendoroso 2018 que supuso la consolidación de algo que se llevaba atisbando desde el 2016: su estatus de gran jugadora del presente y estrella del futuro. Sin embargo, pisar el top-10 ha sido como sufrir una descarga eléctrica que ha sumido en el desconcierto a la rusa. Despertó de un sueño y se encontró con una pesadilla, sin ningún tipo de transición y preguntándose a sí misma cómo puede retornar a su mejor nivel. Cada derrota es una porción más de confianza que se evapora, y una losa más que acarrear sobre las espaldas de una mujer acostumbrada a mirar siempre hacia arriba sin vislumbrar ningún límite a su progresión.

Desde que saliera campeona en la Copa Kremlin 2018 y certificara su finalización de la temporada como la décima mejor jugadora del mundo, Kasatkina ha disputado ocho partidos, con un balance de 2-6. Una de sus victorias se produjo en el torneo final de año, el WTA Elite Trophy, donde se deshizo de Qiang Wang y sucumbió ante Madison Keys. Se podía achacar al desgaste físico y mental, pero nadie podía esperar que fuera el inicio de una crisis existencial tan profunda, que le ha llevado a perder ante rivales como Kimberly Birrell, Vera Zvonareva o Sofia Kenin, y ser arrasada por Aliaksandra Sasnovich en Sidney y Timea Bacsinszky en el Open de Australia 2019.

Embed from Getty Images

Su único triunfo esta temporada ha sido ante Magdalena Frech, 178 del mundo, teniendo que recurrir al tercer set. Semifinalista el pasado año en San Petersburgo y finalista en Dubai e Indian Wells, la rusa puede perder muchas posiciones en el ranking WTA si no reacciona en el torneo californiano, algo que sus declaraciones recogidas por Sports360 no vaticinan. "Está siendo horrible este inicio de temporada. Debo tratar de concentrarme y hacer lecturas positivas. Pienso que todas pasamos por malas rachas, pero el problema es que esto no responde a un tema tenístico, sino mental", asevera la nacida el Tolyatti.

"La temporada pasada fue muy estresante para mi, me generó un gran desgaste mental que ahora estoy acusando. Trato de ver mis mejores partidos del año pasado para motivarme e inspirarme de nuevo. Ya he pasado por momentos en que no encadenaba buenos resultados, pero esta vez es diferente. Estoy sintiendo muchísimo la presión", comenta con sorprendente franqueza una mujer que quizá no estaba preparada para saberse favorita allá donde va y encadenar dos años seguidos con el nivel de juego mostrado la pasada campaña. "Debo buscar soluciones y dejar atrás esta etapa, de la que puedo extraer muchas enseñanzas. Aunque ahora solo pienso en averiguar cómo volver a mi mejor tenis para poder ganar partidos". Suenan más a desesperación que a confianza las palabras Daria Kasatkina. ¿Conseguirá dar la vuelta a la situación en las próximas semanas? Si no lo hace podría ver en entredicho su condición de top-20.

Comentarios recientes