"Mertens tiene hueco en la cima del tenis femenino"

El entrenador de la jugadora belga desgrana el tremendo éxito cosechado por su jugadora, y desvela secretos de su meteórica progresión.

Elise Mertens y David Taylor. Foto: zimbio
Elise Mertens y David Taylor. Foto: zimbio

Con un perfil bajo se puede llegar a lo más alto. Es lo que se empeña en demostrar Elise Mertens, una jugadora que se encuentra lejos de las más reconocidas por el público. No tiene los focos mediáticos sobre ella, ostenta un juego en el que no destaca nada especialmente, pero cuya solidez y ausencia de agujeros le permiten erigirse en una jugadora temible. A sus 23 años, la belga ha dado un zarpazo definitivo en su progresión alzándose con el título WTA Premier Doha 2019, y lanzando un claro aviso a navegantes de que las señales de meteórica progresión que ya transmitió la pasada campaña, no eran más que el anticipo de lo que puede venir.

Gran especialista en el dobles, dicha modalidad le ha permitido adquirir una velocidad de mano más que notable, así como sentirse muy cómoda al servicio y en la volea. Terminó el 2018 como la jugadora más polivalente del planeta, y su decisión de no jugar dobles con regularidad este año se debe a una clara ambición por reinar en individuales. "Elise ya había conseguido ser top-15, pero ha llevado a cabo cambios severos en sus entrenamientos y hemos decidido modificar el calendario de manera sustancial. Vamos a jugar menos torneos, rechazando disputar tantos WTA International como hizo el pasado año, y centrarnos en cosechar puntos en torneos importantes", señalaba David Taylor, su entrenador desde el pasado mes de octubre, y encargado de llevar a cabo la revolución final que aúpe a la belga a la cima.

Embed from Getty Images

"Está teniendo un año muy bueno. Había ganado los partidos que debía y perdió contra rivales potentes antes de esta esplendorosa semana", dijo el australiano, definiendo así lo hecho por su discípula en una semana que culmino remontando un marcador de 6-3 2-0 en contra ante Simona Halep. "Estaba muy frustrada por cómo estaba yendo el partido. Siempre te obliga a ser más paciente, a conectar más tiros ganadores para ganar un punto. Frente a Simona, se necesita trabajar muy duro y saber que la recompensa puede tardar un tiempo en llegar, y que la única manera de alcanzar el triunfo es perseverando sea cual sea el marcador", resume Taylor, hábil en la gestión de las emociones de su jugadora, que antes de la pasada semana había ganado cuatro partidos antes tenistas del top-10, y esta semana se impuso a Kiki Bertens, Angelique Kerber y la citada Simona Halep.

La experiencia de David Taylor en la élite es un aval importante para pensar que la belga puede progresar mucho bajo su tutelaje. El australiano asesoró a nombres ilustres como Martia Hingis, Ana Ivanovic, Samantha Stosur o Madison Keys, pero tiene claro que ve algo especial en Elise Mertens. "Esta semana ha aprendido mucho de sí misma y ha sido consciente de hasta dónde puede llegar. Es una de las jugadoras con más carácter que he conocido nunca. Tiene un talento enorme y trabaja muy pero que muy duro. Tiene un hueco en la cúspide del tenis femenino", aseveró el aussie en palabras recogidas por L´Equipe. ¿Será así? ¿Podrá mejorar la belga este año su mejor resultado en un Grand Slam, que son las semifinales del Open de Australia 2018? Ha acusado la resaca del éxito con una derrota tempranera en Dubái, pero se espera a la mejor Mertens en Indian Wells y Miami.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes