Ferrer: "Me siento muy orgulloso de mi carrera y es un placer despedirme con vosotros"

El español se despidió muy emocionado del torneo de Buenos Aires, agradeciendo el apoyo y teniendo bonitas palabras con los aficionados.

David Ferrer en Buenos Aires 2019. Foto: zimbio
David Ferrer en Buenos Aires 2019. Foto: zimbio

No hay despedida feliz cuando se pierde un partido para un competidor nato como David Ferrer. El alicantino terminó su andadura en el ATP 250 Buenos Aires 2019 tras perder un dramático encuentro contra Albert Ramos, en el que llegó a disponer de dos bolas de partido. En un ambiente algo desangelado por la decisión de los organizadores de situar el encuentro en jornada matinal, Ferrer se fue de la ciudad bonaerense con la cabeza alta y el reconocimiento del público asistente al partido. Tuvo bonitas palabras y se reafirmó en la idea de que se marcha satisfecho con todo lo logrado.

"Voy a echar mucho de menos jugar en Argentina y sentir el aliento de todos vosotros, esta cancha ha sido muy especial en mi carrera", reflexionó el de Jávea que fue campeón en tres ediciones del torneo porteño."Gracias por todos estos años. Más allá de los partidos ganados, con lo que me quedo es con el cariño de la gente; lo he sentido siempre que estuve aquí y agradezco mucho todos los homenajes", dijo el español, que afrontará nuevas sesiones de emotividad en los torneos de Barcelona y Madrid, siendo en la capital de España donde se producirá su definitiva retirada del tenis profesional.


Fue una ceremonia emotiva en la que se vio a Ferrer decepcionado por haber dejado escapar un partido que parecía tener ganado, pero que fue relajándose a medida que el espíritu competitivo dejaba paso a la alegría de contemplar el legado que ha aportado con su juego. "Me siento muy orgulloso de mi carrera, y es un auténtico orgullo para mí poder despedirme compitiendo a buen nivel y sintiéndome rodeado por toda la gente maravillosa que ha influido en mi trayectoria", sentenció el alicantino, cuyo nivel de tenis está siendo destacado en este 2019, permitiéndole despedirse del tenis profesional con la cabeza alta y siendo un jugador a tener en cuenta por cualquier rival.

"Me siento un privilegiado por ver que la gente me aprecia. Es un orgullo ver que he dejado una huella con mi tenis. Dar amor y recibirlo es muy bonito e importante", sentenció un David Ferrer que disfrutó de un vídeo en el que algunos de sus compañeros le dedicaban bonitas palabras, generando la clara emoción del español, un hombre muy querido en el circuito. El ATP 250 Buenos Aires 2019 despide a un auténtico gladiador que se marcha del albero peleando hasta el final y dándolo todo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes