Ramos salva 2MP ante Ferrer en Buenos Aires

El de Jávea tuvo dos bolas para sellar el triunfo en dos sets, pero ese error le acabó costando el partido y su aventura argentina. Próxima parada: Acapulco

Albert Ramos sumó su segunda victoria del cuadro. Fuente. ESPN
Albert Ramos sumó su segunda victoria del cuadro. Fuente. ESPN

David Ferrer no volverá a jugar un partido más en Buenos Aires. Al menos, no de manera oficial. Con todo preparado para su retirada en Madrid, el alicantino cedió este jueves en segunda ronda ante Albert Ramos (3-6, 7-6, 6-3) en un duelo que tuvo en la palma de la mano. Tanto que en el tiebreak del segundo parcial gozó de dos bolas de partido. Ambas se escaparon y con ellas sus opciones de pasar a los cuartos de final. Se despide el tricampeón del torneo para siempre y el vencedor, por otra parte, espera cita con Schwartzman o Bedene.

Ver a Ferrer jugar así de suelto es una alegría que no teníamos muy clara que fuera a suceder. En el año de su retiro, el de Jávea está inmerso en una temporada muy complicada psicológicamente que podía resolverse de dos maneras: o bien se atrapaba ante la presión, o bien se soltaba sin nada que perder. Viendo los primeros torneos disputados, está claro que ha tomado el segundo atajo. Hoy con Ramos, en una pista que conoce a la perfección, tenía margen para gustarse y volver a luchar por el triunfo, objetivo que ya logró hace un par de días ante Jaziri. Era un desafío bonito y abordable, ingredientes que acompañaban a pensar en positivo, aunque no había que olvidarse que al otro lado había un jugador que también quería ganar.

Claro que el catalán tampoco era el rival que mejor momento está viviendo. Con tan solo dos victorias en lo que va de curso (una de ellas aquí ante Rogerio Dutra Silva), el zurdo verá su ranking la próxima semana más cercano de salir del top100 que nunca, una idea que acecha en su cabeza y que ya empieza a genera algo de preocupación. Luego si hablamos de tenis, toca subrayar los problemas que está pasando con el servicio, tanto en porcentaje como en acierto. Un pequeño bache que Ferrer aprovechó muy bien en la primera manga convirtiendo un 1-3 adverso en un 6-3 cómodo. Cinco juegos consecutivos para demostrar que su raqueta todavía sabe cómo competir.

Aquel huracán rugía fuerte en Buenos Aires, empujando a Ramos hacia un laberinto sin salida que no era capaz de exprimir los momentos en los que el viento soplaba a favor. Como en el inicio del segundo set, donde Albert lograba un break de salida. ¿Cuál fue la reacción de David? Conectar cuatro juegos consecutivos. Del 0-1 al 4-1. Eran dos corrientes muy distintas que no se dejaban torcer por pequeños contratiempos… a no ser que uno de los le pusiera mucho empeño. Ahí fue cuando apareció Albert para romper el partido. Primero recuperando toda las desventaja. Luego, forzando el tiebreak. Al alicantino le entró algo de ansiedad y no jugó nada bien el comienzo del desempate, teniendo que hacer frente a tres bolas de set con 6-3. Pero David ha afrontado muchas veces esta situación, así que no se le podía dar por muerto.

Tres bolas de set, las tres salvadas con maestría. Incluso tuve Ferrer dos opciones de llevarse el partido en ese tiebreak, pero no tocaba. Aquel tren, desgraciadamente para él, ya no volvería a pasar. Apretó los dientes Ramos después de un set infernal en lo mental para terminar llevando el duelo al tercer asalto. La gente no se lo podía creer, David tampoco. El castigo fue tan grande que no solo alejó al ex Nº3 del mundo de la victoria, también lo alejó de su mejor nivel. El 3-0 de salida del catalán dejaba claro que la cabeza de Ferrer estaba pensando más de la cuenta, hacía unos minutos que ya no estaba en el encuentro. Al final victoria de Ramos, que cerró la función con un 6-3 que pudo haber sido más amplio, para meter los pies en los cuartos de final. David, por su parte, dice adiós a su trayectoria en Argentina.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes