España se asoma al precipicio

Nara derrota a Silvia Soler en el tercer punto y pone a Japón 2-1 por delante en la serie. El cambio de cartas a última hora no salió favorable a España.

Silvia Soler no pudo anotarse el tercer punto de la serie. Fuente FedCup
Silvia Soler no pudo anotarse el tercer punto de la serie. Fuente FedCup

Minutos antes de arrancar el tercer punto de la eliminatoria entre Japón y España, un cambio de cromos que nadie esperaba. Se esperaba ver entrando a pista a Misaki Doi y Sara Sorribes, pero una decisión técnica de Tsuchihashi y una lesión de la castellonense cambiaban todo. Delante de nuestro televisor aparecían Kurumi Nara y Silvia Soler Espinosa, dos mujeres que nadie imaginó ver hoy peleando por un partido clave en el devenir de la serie. De aquel pulso saldría un país muy reforzado y no solo por pasar a dominar el marcador, también por el factor anímico. Fue la nipona la más dura de las dos (7-6, 6-4) para así colocar el 2-1 a favor del conjunto local. Caminando en el alambre, el equipo de Anabel Medina necesita tirar de épica si quiere dar el golpe en Kitakyushu en esta Copa Federación.

Vencería quien mejor se adaptase a la novedad, al desafío de salir a competir cuando no entraba en tus planes y ante una jugadora que no era la que habías imaginado. Los primeros compases del encuentro dieron ligeramente favorita a la española, por varias razones. Más experiencia en este tipo de encuentros, más frescura entre los puntos y, lo más importante, el marcador. Dominaba la ilicitana por 4-2 sin demasiados problemas, pero todos sabíamos que aquello se podía complicar si se daba un paso en falso. Al final ocurrió, Nara fue entrando en calor y comenzó a construir su fortaleza desde el fondo de la pista. Aun así, cualquier desenlace del primer set hubiera sido válido, pero el baile de rupturas quiso que en el tiebreak fuese la nipona la que ganase a los puntos. Otra vez a remar.

De nuevo la solidez del equipo visitante, independientemente de quien estuviera en la cancha, hacía estragos en la mentalidad española. Japón, huérfana de su número 1 del mundo en un momento tan delicado como éste, no echaba de menos a su gran estrella gracias a un estilo y una filosofía del esfuerzo que volvían a demostrar que el tenis asiático está de moda, está mejor que nunca. Ninguna de las dos era capaz de marcar la pauta con el servicio, los breaks se concedían con tanta facilidad que el simple hecho de mantener el servicio se había convertido en un éxito. Con ese drama se llegó al 4-4 temiendo que la nipona pudiera estar esperando ese momento de la verdad para dar el golpe de gracia.

Nuestros temores se cumplieron tras ver a Kurumi Nara romper el saque de la ilicitana en ese noveno juego y luego resolviendo en blanco el décimo. Parecía algo improvisado pero la número 156 del ranking lo tenía todo en la cabeza desde hacía varios minutos. Gran partido de Silvia, que compitió de principio a fin sin tirar nunca la toalla, pero sin encontrar premio a su esfuerzo. Ahora el guion no solo cambia para las de Medina, sino que se complica sobremanera. De nuevo Georgina García tendrá que echarse el equipo a la espalda e impedir que el papel de España en Japón finalice antes de llegar al quinto punto.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter