Un Huracán que trae la calma

Georgina García debuta con victoria ante Misaki Doi salvando bola de partido en contra. La serie se va al domingo con el 1-1 en el marcador.

Georgina García debutó con victoria en Japón. Fuente: FedCup
Georgina García debutó con victoria en Japón. Fuente: FedCup

España estuvo a una sola pelota de caer en la trampa japonesa a las primeras de cambio. Una bola de partido que tuvo Misaki Doi para colocar el 0-2 en la eliminatoria y obligar al equipo de Anabel Medina ha remontar un imposible. Una bola que Georgina García solventó con un servicio cercano a los 200km/h y que le dio alas para terminar llevándose el duelo (6-2, 4-6, 7-6) y poner las tablas en la serie ante Japón en esta primera ronda de Copa Federación.

No era nada fácil la papeleta que tenía por delante Georgina García este sábado en Kitakyushu. Debutar en partido individual en Copa Federación, hacerlo fuera de casa, ante una jugadora con la experiencia de Misaki Doi y apenas unos minutos después de ver cómo Sara Sorribes cedía el primer punto de la eliminatoria. Todos los factores apostaban por un duelo de alta tensión donde España corría el riesgo de caer en el abismo sin apenas haber tenido la oportunidad de participar en la batalla. Pero este pesimismo iba a cambiar tras ver el primer set del encuentro. La barcelonesa empezó con dudas, como era normal, regalando algunos puntos de break innecesarios, pero rápidamente se enganchó a la dinámica deseada.

Doi proponía todo lo contrario que Georgina buscaba. La japonesa, 20 centímetros más cercana al suelo que su rival, colocaba estratégicamente sus tiros en la pista para mover a García e impedir que los puntos se cerrasen por la vía rápida. El servicio de la pupila de Anabel Medina fue entrando en calor hasta que por fin encontró su lugar, con break a favor (3-2) y un ánimo constante que le llevó a sumar el primer parcial. Fue un set ganado gracias a su actitud brillante, macerada en los momentos complicados y acentuada en los puntos clave. Pero cuidado porque aquello solo acababa de empezar.

El segundo set no tuvo tantos contratiempos, de hecho, parecía que ambas jugadoras habían pactado no hacerse daño desde el resto. Las buenas noticias eran que Georgina se iba a haciendo más y más grande con el saque, tanto que se le olvidó que en esto del tenis hay que hacer break si no quieres jugarte las cartas en las maniobras clave. Fue justo allí donde todo el castillo de naipes de desmoronó, en el 5-4 abajo, instante donde la japonesa reunió toda la paciencia para destruir la fortaleza de su rival. Solamente era 1-1, pero el golpe podía convertirse en un obstáculo difícil de gestionar para García Pérez.

El último asalto fue una carretera sin frenos donde ambas se rompieron el servicio varias veces pero que, inexplicablemente, desembocó en el tiebreak. Era lo justo después de un partido dramático donde España se jugaba mucho más que Japón. Allí volvió a sacar Georgina esa raza que tiene, colocándose 5-0 arriba. Hacía solo unos segundos, sacando con 6-5 abajo, una bola de partido pudo haber cambiado todo, pero la española no quería dejar la pista de baile de esa manera. Finalmente, con 7-2 en el desempate, García Pérez provocaba la sonrisa de Anabel, quien vio cómo todo el plan volvía a su cauce de cara a la jornada de mañana.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter