Así fue la táctica que Djokovic usó en la final de Australia para sorprender a Nadal

El analista Craig O'Shannessy, miembro del equipo de Nole, explica cómo fue la táctica que idearon para sorprender a Rafa.

Djokovic y Nadal se saludan al término del encuentro. Foto: Getty
Djokovic y Nadal se saludan al término del encuentro. Foto: Getty

Ya no es ningún secreto que la llegada de Craig O'Shannessy al equipo de Novak Djokovic en la pretemporada 2018 ha supuesto una revolución en el circuito ya que era el primer gran tenista en incorporar de forma habitual la figura de un especialista en crear estrategias de juego mediante el análisis del juego de los rivales y el serbio contrató al mejor, ya que Craig llevaba años trabajando para ATP y WTA recopilando y analizando información sobre patrones de juego de los grandes tenistas.

El analista estratégico ha compartido en su columna en la web de la ATP cuál fue la táctica que ideó junto al serbio de cara a la final del Open de Australia. Una táctica que funcionó a la perfección ya que Nadal apenas pudo sacarse de encima la presión a la que le sometió Nole y que llegó a afectarle a nivel mental, haciendo que retrocediera un par de pasos en pista ante la avalancha de golpes que le venía desde el otro lado de la red.

Rafa había llegado a la final basando su juego en una mejora en los números de los golpes de 1-5 intercambios, golpeando casi siempre sobre la línea de fondo. El 59% de los puntos conseguidos por Nadal en sus seis primeros partidos en Melbourne llegaron desde la línea de fondo mientras que en la final solo pudo conseguir el 29.5%. ¿Cómo consiguió Djokovic desmantelar al nuevo Nadal? Mientras prácticamente todo el mundo incide en el revés del mallorquín para evitar que golpee con su potente derecha, el serbio optó por jugarle por el lado del drive.

El balear no se esperaba esto y fue clave para Nole romper el saque de su rival justo en los primeros juegos del partido, sorprendiendo a Nadal cargando el juego por el lado de su drive. Así lo hizo, ya que en apenas unos minutos de final, Djokovic ya iba 3-0 arriba, una ventaja que le hizo luego ganar el primer set.

Pero su táctica no se iba a quedar solo ahí. El segundo paso, explica O'Shannessy, era volver a sorprender a Rafa con otro cambio de táctica. Lo que vendría a continuación era cargar el juego por el lado del revés del español, algo que poco a poco fue minando en la cabeza del tenista de Manacor, que no podía esperar por qué lado le iba a tirar un Djokovic totalmente metido dentro de pista. Intentando sacarse esa presión y ese cambio de direcciones, intentó buscar más winners sin éxito, provocando 28 errores de derecha y 21 de revés, consiguiendo solo 11 winners de derecha y 3 de revés.

"La secuencia es la misma siempre. Elimina la derecha, elimina el revés, y el saque terminará por caer también rápidamente", comenta Craig en su columna. Sentirse tan sobrecargado en las otras facetas del juego terminó por afectar a Nadal al saque, también, haciendo que solo metiera el 64% de primeros (media de 69% en su camino a la final) y que consiguiera el 51% de puntos con su primer saque, en comparación con el 81% que trajo en los seis partidos anteriores.

Rafa solo pudo superar a Djokovic en los intercambios de 5-8 golpes (18-11), pero perdió los de 0-4 (35-49) y los intercambios largos de más de 9 golpes (7-22). Prácticamente nada funcionó para el español, que tendrá que sentarse con su equipo para replantear su estrategia de cara a próximos encuentros frente a Novak y es que el serbio le tiene comida la tostada por completo en los últimos 8 duelos sobre pista dura, habiendo ganado los 17 sets que han disputado, sumando 103 juegos a favor y solo 49 en contra.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter