Las claves de la victoria de Djokovic en el Open de Australia

Ponemos el foco en la espectacular actuación del serbio en la final del torneo australiano en la que pasó por encima de Rafa Nadal.

Analizamos cómo ha conseguido Djokovic su séptimo Open de Australia.
Analizamos cómo ha conseguido Djokovic su séptimo Open de Australia.

Todos nos esperábamos un auténtico partidazo entre dos de los grandes colosos del tenis mundial: Novak Djokovic y Rafa Nadal. La realidad sobre la pista Rod Laver Arena ha sido muy distinta. La realidad ha sido que no ha habido final, o al menos, no adversario a la altura para Djokovic. Un absoluto correctivo desde el principio hasta el final. A pesar de la sonora superioridad del serbio, analizamos las claves de qué ha pasado, por qué Djokovic ha superado con tanta claridad a un Rafa Nadal que venía embalado y casi favorito ante el ya siete veces campeón del Abierto de Australia.

El regreso del Djokovic más 'depredador': No hay duda al respecto. 'Nole' ha salido a la pista como todo un campeón, como todo un seis veces campeón del torneo. Sientiendo que era suyo una vez más. Con una determinación que sólo él sabe sacar, sin fallar una bola, pegando con máxima intensidad todas y cada una de ellas. Ni un momento de respiro le concedió a Nadal, apenas sí le dio pie y esperanza al español a que remontara. Una actuación, desde el punto de vista mental, casi insuperable.

Un Nadal temeroso, distinto al resto del torneo: Si 'sorprendía' que Djokovic saliera con un nivel que no se le había apenas visto en el resto del torneo, sorprendía mucho más las prestaciones de Rafa. Temeroso desde el principio, sin sentir al máximo la bola, cometiendo errores impropios de él y más durante estas dos semanas tan buenas que había tenido en Melbourne. Su nuevo tenis más agresivo no ha sido tan agresivo ni tan acertado. Sin duda que tener al otro lado de la red a Novak Djokovic ha influido notablemente en el desempeño del mallorquín, que no venía de tener la mejor de las experiencias en finales de Australian Open.

[getty:1090179266]

El tenis agresivo de Djokovic: Venía Nadal como el adalid del tenis agresivo en este Abierto de Australia. Pero la realidad es que ha sido Djokovic el que ha desplegado un mayor arsenal de grandes golpes planos y con enorme profundidad, agobiando a Nadal, cortándole el ritmo y minando toda su confianza. Una vez más, Djokovic ha tenido la receta adecuada para combatir contra el español y reducirle.

El partido siempre fue de cara para Djokovic: Indudable esto también. En ningún momento se vio agobiado en el marcador, en ningún momento parecía que Nadal pudiera voltear el resultado, siempre bajo control, siempre por el camino por el que Djokovic quería que fuese. Muy pocos contratiempos tuvo, demasiado plácida la final para ser una final entre Djokovic y Nadal. El español no supo generar dudas en el tenis del serbio en ningún momento.

Nadal, solo un punto de 'break' a favor: Unos datos terribles para un restador nato como el balear. Se encontró a un gran Djokovic al saque, pero en cualquier caso, la batalla se libraba en el fondo de la pista y ahí el ritmo era el que imponía el de Belgrado. Con número como los de Nadal al resto se antojaba imposible que pudiera tener opciones. Ni cosquillas prácticamente le causó a Djokovic en una inusualmente plácida noche para él en Melbourne donde capturó su séptimo Open de Australia. Un auténtico mito en la Rod Laver Arena.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter