Conchita Martínez: “Estoy segura de que Garbiñe va a recuperar el nivel”

Instalada ya en los cuartos de final del Open de Australia junto a Karolina Pliskova, la entrenadora española analiza la actualidad del circuito femenino.

Conchita Martínez disfruta de su rol como entrenadora. Fuente: Getty
Conchita Martínez disfruta de su rol como entrenadora. Fuente: Getty

Cuando supimos que Garbiñe Muguruza y Karolina Pliskova se enfrentarían en la cuarta ronda del Open de Australia, rápidamente pensamos en dónde se encontraría el factor diferencial de ese partido. Estaba en el palco de la checa y se llamaba Conchita Martínez. En una nueva aventura como entrenadora, la leyenda española atendió a Alejandro Ciriza en una entrevista para El País donde analiza el momento actual del circuito femenino, un escenarios con muchas mujeres en la pista pero pocas en los banquillos. ¿Por qué?

“Hay jugadoras que, por la razón que sea, no quieren seguir vinculadas al tenis como entrenadoras y deciden hacer otras cosas”, responde la de Monzón. “En el fondo, creo que es una decisión de las propias tenistas, que a veces, por lo que sea, prefieren contratar a una figura masculina. De todos modos, está demostradísimo que hay muy buenas entrenadoras. La razón exacta no la sé, pero también es verdad que las jugadoras dan pocos oportunidades a los roles femeninos. No es porque no las haya, sino que a la jugadora le cuesta decidirse por una mujer”, afirma la ex número 2 del mundo.

Un movimiento que tampoco ayuda a promover la igualdad, o si no piensen en cuántas mujeres hay entrenando en el circuito ATP. De momento, pasan los años y las posturas cada vez están más equilibradas. “Las mujeres hemos tenido que luchar muchísimo para que esto ocurra. Está claro que con el liderazgo de Billie Jean-King y la WTA se ha conseguido muchísimo, así que esto no viene como viene. Se ha luchado mucho y se sigue luchando por nuestros derechos. Los dos circuitos pueden ir perfectamente de la mano y no debe haber una rivalidad. En el caso concreto del tenis, creo que somos muy afortunadas”.

Un equilibrio que no encontramos normalmente en las canchas de la WTA, famoso por sus cambios drásticos en el ranking o en la lista de campeonas de Grand Slam. “Durante mucho tiempo Serena fue la dominadora, porque estaba casi a otro nivel, pero en un momento dado ya hubo un baile, en 2008, cuando estaban Wozniacki, Safina, Jankovic, Ivanovic… Ninguna pudo mantener el número uno. Yo recuerdo que alguna bajó hasta el 100. Ahora creo que hay unas cuantas que pueden estar ahí arriba, pero me gustaría ver un poco más de continuidad. Halep ya lleva unas cuantas semanas, lo hizo bien en 2018, así que a ver si puede mantener la línea este año”, valora la española.

En ese saco de tenistas con opciones de gobernar el vestuario se encuentra Garbiñe Muguruza, alguien que Conchita conoce muy bien. “El año pasado estuve un mes con ella y le fue muy bien, tanto en Doha como Dubái, y a partir de Miami ya no seguimos juntas”, recuerda de aquella experiencia junto a la caraqueña. “Conmigo, cuando ha estado sola, hemos entrenado muy bien. Cuando trabaja así y está motivada, Garbiñe es una gran jugadora y estoy segura de que va a recuperar el nivel porque tiene el potencial de sobra para hacerlo”, subraya su ex entrenadora.

El destino la ha cruzado ahora en el camino de Pliskova, otra mujer que oposita a volver al número 1 del mundo. ¿Pero cómo es Conchita como entrenadora? ¿Cómo se definiría? “Se me hace difícil hablar de mí misma, pero a mí me gusta la seriedad y ser organizada”, resuelve la ex campeona de Wimbledon. “Me gusta entrenar con intensidad. Soy una persona positiva, que siempre le busca darle la vuelta a la situación cuando las cosas no funcionan. Lo importante es ordenar a un jugador o jugadora cuando te viene desordenado. Cuando son buenos, basta con ordenarlos un poquito porque el resto lo hace la calidad. Y profesionalidad ante todo, por favor. Que eso no falte nunca”, concluye.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes