Sharapova destrona a Wozniacki

Magnífico partido entre las dos, donde la rusa volvió a dejar una gran actuación y demostró una vez más que viene muy preparada para este torneo.

Maria Sharapova celebra su victoria. Foto: Getty
Maria Sharapova celebra su victoria. Foto: Getty

Fantástico partido el que nos ofrecieron Maria Sharapova y Caroline Wozniacki. La rusa destronó a la pasada campeona del torneo en un encuentro repleto de grandes puntos entre las dos, con un juego muy vistoso y de calidad. 6-4 4-6 6-3 para Sharapova, que se mete de esta forma en los octavos de final de Australia dejando muy buenas sensaciones en su primera semana de competición.

Partido cargado de morbo el que se nos presentaba en la Rod Laver Arena entre dos ex-campeonas del torneo. Los dos estilos de juegos, uno más defensivo y otro más ofensivo, nos iba a garantizar un bonito duelo por ver cuál de las dos iba a imponer su tenis sobre el de la otra. Fue Wozniacki la que comenzó mejor, sacando quizá un poco de quicio a una Sharapova que en cuanto tiraba hacia arriba para buscar el winner, se encontraba con un muro que devolvía la pelota o un error. Así, la danesa empezó a meter distancia en el marcador y llegó a marcharse 4-1 arriba, hasta que Maria se puso a castigar el segundo saque de Caro y fue echando cada vez más hacia atrás a la pasada ganadora del torneo y acumuló cinco juegos de forma consecutiva para darle la vuelta al marcador y apuntarse la primera manga por 6-4.

Parece que llevarse el primer set descontroló un poco a Sharapova, que regresó a pista tras el descanso con la mira torcida. Dos dobles faltas le hizo entregar su servicio a las primeras de cambio y Wozniacki, que seguía templando nervios, lo aprovechó para meter tierra de por medio en un visto y no visto para colocarse 3-0 arriba. Quizá eso le hizo volver a calibrar el objetivo de nuevo y volvió a la senda del final del set anterior, castigando una y otra vez el segundo servicio de la danesa, que aunque intentaba variar alturas y direcciones para evitar los palos de la rusa, no pudo evitar el break y ver cómo Sharapova le alcanzaba de nuevo en el luminoso.

Para entonces, el techo del estadio aparecía totalmente cerrado por riesgo de lluvia y la rusa estaba volando sobre la pista. La inercia ganadora con la que llegaba hacía pensar que le podría llevar a la victoria frente a una Wozniacki con gesto contrariado, pero la rusa se lió con su saque y gracias a una doble falta y varios errores, la danesa aprovechó para apuntarse la segunda manga y llevar el encuentro al set definitivo.

Igualdad total en el inicio de esta última manga, con ambas tenistas sacando adelante sus servicios y esperando quizá a que el encuentro llegara a esa zona más decisiva. Así, una vez alcanzado el psicológico séptimo juego, las manos empezaron a temblar algo más y en ese momento del encuentro, Sharapova apretó al resto y la danesa volvió a sufrir con su segundo saque pero con la tensión de saber que si fallaba, podía dejarle el partido en bandeja a la rusa. Así ocurrió. Maria rompía el saque a una Caroline que veía cómo desde el otro lado de la red venía un rodillo en forma de zambombazos que no podía controlar. No volvería a perder un juego Sharapova, que dejaba Melbourne sin su campeona del año pasado en un partido de un altísimo nivel que dejó muy buen gusto entre el público.

De esta forma, Maria conseguía su mejor victoria en mucho tiempo y sigue rayando a un gran nivel en este torneo, mostrando un nivel de confianza muy alto y haciendo ver a todos que viene con ganas en este torneo. En octavos de final, se enfrentará a la ídolo local, la australiana Ashleigh Barty.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes