Djokovic sigue serio en Melbourne y supera sin problemas a Tsonga

El serbio se deshizo en tres sets de un Tsonga quizá algo falto de ritmo. Djokovic se verá las caras con Shapovalov en tercera ronda.

Djokovic superó sin demasiados problemas a Tsonga. Foto: Getty
Djokovic superó sin demasiados problemas a Tsonga. Foto: Getty

Novak Djokovic se metió en la tercera ronda del Open de Australia al derrotar a Jo-Wilfried Tsonga en tres mangas por un marcador de 6-3 7-5 6-4 en algo más de dos horas de encuentro. El serbio no necesitó tirar de su mejor tenis para lograr la victoria ante un Tsonga que evidenció la falta de ritmo competitivo en esos juegos igualados que requería de algo más. Nole siempre mostró estar un puntito por encima del francés.

El partido comenzó pasadas las diez y media de la noche e iba a ser interesante ver cómo lidiaba el bueno de Jo, experto sacador, con los restos del serbio. El de Belgrado le obligaba mucho desde el resto, poniéndole en apuros desde el primer golpe y eso hizo que lograra un break en blanco ya en el tercer juego del encuentro. Parecía que eso le haría caminar con comodidad en el inicio de partido pero el francés se repuso y le asestó a continuación un contrabreak que igualó todo, pero a continuación, Djokovic se puso serio y aceleró un poquito más todavía para volver a lograr otro break que le hizo llevarse el set y ponerse con ventaja.

La segunda manga caminó con cierta igualdad entre los dos tenistas pero cuando los juegos se ponían apretados, ahí se notaba la falta de ritmo que tenía Tsonga respecto a Djokovic, que jugaba mucho mejor los puntos importantes. El francés perdió un poco la concentración en una disputa con el juez de silla por una pelota que le dieron al serbio y eso le hizo sufrir un break que le iba a meter en problemas. Se volvió un poco loco el partido a estas alturas de set. Cuando Djokovic lo tenía todo de cara para meter brecha en el marcador, apuntándose el segundo set, Tsonga volvía a romperle el servicio e igualó el marcador. A continuación, Novak no tardó en ponerse el mono de trabajo para lograr otra rotura que esta vez sí le daría la segunda manga.

Tsonga continuó siendo el que buscaba los puntos de forma más directa, jugándose el encontrar más los winners mientras Novak intentaba moverle de lado a lado, variando velocidades y alturas, insistiendo un poco más por el lado de la derecha del francés, donde le cuesta un poco más desplazarse para golpear. Así, poco a poco iba resquebrajando el juego del francés hasta que encontraba la forma de lograr la rotura. Es exactamente lo que ocurrió en el quinto juego del tercer set, donde de tanto insistir, Novak acabó por inclinar al francés con su servicio y lograr un break que le iba a dar el pase definitivo a la tercera ronda del torneo.

El reloj pasaba de las doce y media de la mañana. Podría haber sido peor, pensaría Djokovic, que ahora tendrá que hacer su sesión de fisio, atender a la prensa, comer algo e irse al Hotel para, con suerte, poder dormirse antes de las 4 de la mañana. Al menos, tendrá mañana día de descanso para poder preparar bien su partido ante Denis Shapovalov, contra el que nunca se ha enfrentado en el circuito.

Comentarios recientes