Tsonga: "Me siento como de vuelta a 2008"

El de Le Mans admite tener sensaciones parecidas a 2008 cuando jugó con Djokovic la final de Australia siendo el tapado del torneo. Se cruzarán de nuevo este jueves.

Jo-Wilfried rememora ese 2008 donde se cruzó con Djokovic en la final de Melbourne.
Jo-Wilfried rememora ese 2008 donde se cruzó con Djokovic en la final de Melbourne.

Especialmente recordada fue esa actuación en el Open de Australia. Especialmente recordado ha sido el transitar del francés Jo-Wilfried Tsonga por aquella edición del primer Grand Slam de la temporada. El tenista de Le Mans se plantaba en la final de Melbourne sin ser cabeza de serie, sin ser uno de los grandes jugadores a tener en cuenta. Y con un estilo muy marcado, muy descarado, propio de su juventud por aquella época y propio de un tenista que ante todo quería brindar un gran espectáculo al público. Fue en 2008, hace ya 11 años y Tsonga alcanzaba su única final de Grand Slam hasta la fecha viéndose las caras por el título con otro joven por aquel entonces, el serbio Novak Djokovic que capturaba ante él su primer grande. El primero de catorce hasta el momento. Ahora vuelven a cruzarse, si bien ya lo hicieron en 2010 en los cuartos de final.

"Fue fantástico, el estadio estaba lleno. Había muchísimos serbios por supuesto, pero también franceses y australianos", rememora Tsonga sobre el día de la final. De su única final de major. "Fue una buena final, tengo muy buenos recuerdos. Obviamente fue decepcionante para mí porque perdí. Igualmente, fueron grandes momentos", reconoce el francés en una entrevista para la ATP.

Hasta un total de 21 enfrentamientos han producido Tsonga y Djokovic. Este será el número 22 con un balance de 16-5 para el serbio. Precisamente en Australia es donde Tsonga obtuvo su mejor triunfo de los pocos que le ha arrancado a Nole. Esos cuartos de final de 2010 donde el galo se impuso en cinco mangas tomándose justa revancha de la final perdida en ese mismo escenario ante él dos años atrás.

[getty:79278865]

Ahora en 2019, el guion de su duelo por la segunda ronda del torneo habla de un Djokovic con un rol similar al de entonces, un tenista en la terna de los candidatos al triunfo final. Si bien, también el rol de Tsonga parece el mismo. El de un jugador que ni siquiera pudiera considerarse outsider. Él mismo así lo ha explicado: "Cuando tú llegas ahí de no se sabe dónde, nadie espera que juegues tan bien y todos te animan a ti. Eres la novedad. Ahora siento que vuelvo a 2007 ó 2008. La gente espera menos de mí", cuenta Tsonga, que tuvo un 2018 complicado por las lesiones.

"No ha sido nada fácil, todo eso pone a prueba tu cabeza. Necesitas saber si quieres volver a jugar y hacer el esfuerzo por recuperar el mejor nivel", comenta el francés que cree que todo lo pasado este tiempo atrás le puede ayudar en esta nueva etapa, ya postrera, de su carrera. "Estoy trabajando bien e intentando volver a lo que era antes y ser mejor en la pista. Espero ser capaz de volver hacer grandes cosas de nuevo", ha recalcado Tsonga.

79278865

Comentarios recientes