Serena Williams: “La última vez que estuve aquí jugué embarazada, es una locura”

La siete veces campeona regresó a Melbourne para ganar su partido de debut en apenas 49 minutos. “Debe ser muy complicado jugar ante alguien como yo”.

Serena Williams vuela en la Rod Laver Arena. Fuente: Getty
Serena Williams vuela en la Rod Laver Arena. Fuente: Getty

Por si alguien tenía dudas sobre el estado físico de Serena Williams, ella misma se encargó de resolver la cuestión en tan solo 49 minutos de encuentro. La estadounidense no tuvo piedad de Tatjana Maria en la primera ronda del Open de Australia, dejando solo hacer dos juegos a su rival en una batalla que terminó siendo un monólogo de la jugadora de Saginaw. Tras su ausencia aquí en 2018, la menor de las Williams se mostró radiante en la pista y también en los micrófonos, donde volvió a subrayar cómo le ha cambiado la vida desde que es madre.

La última vez en este lugar recuerdo que estaba embarazada y jugando al mismo tiempo, una locura. Es una sensación extraña, aunque es un placer volver sin nadie dentro de mí, guardo grandes recuerdos de todos mis pasos por este torneo, grandes emociones, aquí logré uno de los triunfos más importantes de mi carrera, así que es una gran noticia estar de vuelta”, confesaba la actual número 16 del mundo.

Su rival de hoy, Tatjana Maria, da la casualidad de que también es su vecina, aunque esa relación estrecha que guardan se quedó fuera de la pista. “He tenido mucha consistencia, no cometí demasiados errores no forzados. Ella es una jugadora difícil, podría haber sido fácilmente un partido de 6-3 y 6-4, incluso un partido de tres sets. Ella ha ganado a grandes jugadoras a lo largo de su carrera, jugadoras que han sido Nº1 o Nº2 del mundo, así que sabe perfectamente cómo jugar. Creo que siempre me sienta bien tener una ronda complicada o una rival a la que conozco bien. Me ayuda a estar centrada, como hemos visto hoy”, afirmaba Williams en sala de prensa.

“Entiendo que debe ser muy complicado jugar ante una jugador con un estilo como el mío, así que estoy feliz de haber salido a pista y haber hecho justo lo que quería hacer, sin sufrir ninguna lesión. Australia representa el primer Grand Slam del año y eso siempre es un reto, una ya sabe lo que se va a encontrar: muchos australianos en la pelea, condiciones extremas de calor… Pero me encuentro bien aquí, históricamente se me ha dado bien jugar aquí. Estoy preparada, así que vamos a ver qué pasa al final del torneo”, respondió la estadounidense tras una primera victoria cómoda.

Pero si hay un tema que le encante tratar a Serena es el de su maternidad. “Definitivamente, es algo diferente viajar con un bebé de un lugar a otro. Olympia requiere ahora de mucha más atención, en este momento ya estoy pensando en lo que estará haciendo. Ser madre es una sensación genial y ser su madre, en particular, es mejor todavía. Le he comprado una muñeca que se llama Qai Qai, una muñeca negra que tenía pensado que fuera su primera muñeca. Quiero enseñarle todo el amor que pueda, enseñarle que todos somos humanos sin importar nuestro color”, explicaba la orgullosa mamá.

Serena también dejó unas bonitas palabras para Eugenie Bouchard, quien será su oponente en segunda ronda. “Será un gran partido, ella juega muy bien y sabe hacer todo bien en la pista, me encanta verla luchar, nunca se rinde. En cada torneo la gente no suele tenerla en cuenta pero ella nunca se molesta, sigue peleando y haciendo lo que tiene que hacer. Creo que eso es realmente bueno”, concluye.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes