Predicciones para el Open de Australia 2019

La redacción de PdB se moja un día antes del comienzo del torneo sobre los posibles campeones, las sorpresas y las decepciones de cada cuadro.

En dos semanas descubriremos a los campeones del Open de Australia 2019. Fuente: Getty
En dos semanas descubriremos a los campeones del Open de Australia 2019. Fuente: Getty

Nos encanta hacer hipótesis, no lo vamos a negar a estas alturas, así que no quiero andarme mucho por las ramas y vamos a ir directos al grano. Seis redactores, dos cuadros y múltiples opciones para pronosticar el papel de ciertos jugadores en el próximo Open de Australia 2019. ¿Quiénes saldrán campeones? ¿Qué raquetas serán las grandes sorpresas? ¿Cuáles decepcionarán? Las plumas de Punto de Break hablan sabiendo el alto riesgo de quedar retratados dentro de quince días. ¿Quién hilará más fino? Adelantes con nuestras predicciones.

·· ATP ··

José Morón

Ganador: Roger Federer. Creo que su cuadro es bastante duro, pero según he leído a los que están en Melbourne, este año las pistas siguen igual de rápidas que los años anteriores, al menos las externas, y eso va a volver a favorecer al suizo. Cada año es una losa más que se carga a la espalda y poder superar varios partidos al mejor de cinco sets bajo un intenso calor y humedad se hace más complicado pero creo que si hay un grande donde tiene más opciones, ése es Australia, incluso por encima de Wimbledon ya que las condiciones son más rápidas que Londres.

Decepción: Marin Cilic. Decir a Rafa Nadal o Alexander Zverev no sería justo, desde mi punto de vista, ya que los dos van a llegar entre algodones o faltos de ritmo y eso les puede llevar a sufrir alguna derrota en la primera semana pero me mojo y diría que el finalista del año pasado, Cilic, será el que más decepcione de los de la parte alta del ranking. El cuadro que le ha tocado no es el más propicio, tampoco, para que repita el resultado de 2018.

Sorpresa: Al igual que otros años, Australia será un torneo de muchas sorpresas y veremos a muchos nombres nuevos en la segunda semana de competición. Me atrevería a decir que este será el torneo de De Miñaur y por cómo está jugando en los últimos meses, le señalo como la sorpresa del torneo.

Diego Jiménez

Ganador: Kevin Anderson. Llámenme loco, pero el sudafricano lleva tiempo avisando y creo que este puede ser su torneo. Dos finales de Grand Slam no se alcanzan por casualidad, y en una pista rápida como la de Australia y con una bola pesada como la que se jugará este año, su tenis puede alcanzar un estatus superior. Tiene un cuadro asequible hasta la segunda semana, y en cuartos se mediría con Nadal. Acude sin presión, pero a sabiendas de que su carrera se encuentra en la cúspide y debe aprovecharlo.

Decepción: Novak Djokovic. El esfuerzo realizado en los últimos meses del pasado año le puede pasar factura al serbio a nivel mental. Tiene un cuadro complicadísimo; Tsonga o Klizan, Shapovalov o Medvedev pueden dar la campanada; la retirada de su amigo íntimo Murray, puede afectar psicológicamente a un hombre que ya fue avisado por Khachanov y Zverev en las últimas semanas de la pasada temporada.

Sorpresa: Daniil Medvedev. No goza del aura mediática de otros jóvenes, pero las sensaciones que transmite el ruso son cada vez más de poderío. Su tenis incisivo se puede adaptar perfectamente a las condiciones de Melbourne, y la verdad es que le veo en octavos y con serias opciones de apear a Djokovic.

Javier Altozano

Ganador: Novak Djokovic. Probablemente es poco arriesgado pero me parece el más claro candidato al título. Creo que le sonríe el físico, la edad y el estado de forma. La derrota en Doha entra dentro de los ajustes propios del principio de temporada.

Sorpresa. Kei Nishikori. Creo que puede ser el gran tapado del momento y que quizás ha llegado su hora precisamente en el AO 2019. Parece estar sano, es más maduro y llega con confianza y buen estado de forma.

Decepción. Rafa Nadal o Roger Federer. Relativas por el estado físico del primero, así como por la edad y aguante del segundo al calor y los 5 sets del suizo.

Alejandro Arroyo

Ganador: Novak Djokovic. Para mí depende de él la historia de este torneo. A él le va bien tener esa presión, recuperarla tras ganar dos majors seguidos creo que encaja perfectamente con su aura de dominador, y por eso creo que va a recuperar su cetro en Melbourne. En Doha no ha estado bien, pero los cinco sets son otra historia. Máximo favorito en mi opinión.

Decepción: Marin Cilic. La primera ronda es un pequeño marrón, con Tomic, y creo que puede sentir cierta presión por defender la final en Melbourne. Creo que puede ser uno de los favoritos que más se atragante con el comienzo del torneo. Es paradójico, porque de cruzar a la segunda semana, se convierte en un peligro, en mi opinión, pero esa primera ronda no me parece nada sencillo, por más que Tomic siempre genere muchas dudas.

Sorpresa: Alex De Miñaur. Sigo fiándome mucho de este chico. Le falta todavía un montón en lo técnico y en lo ofensivo, pero es que tiene una actitud y una velocidad diferenciales, con las que dar un salto en este Open de Australia. Cada vez compite mejor y llega con un gran resultado en Sidney. Perfil a seguir, más en casa y con Hewitt cerca suyo.

Carlos Molins

Ganador: Novak Djokovic. Que Novak Djokovic no está en estos momentos a su mejor nivel lo sabemos todos. Su gris participación en el torneo de Doha le puede venir bien para exigirse más y salir en cada partido en Melbourne con otra mentalidad. También el simple hecho de tener a Nadal ya en liza le exige sacar adelante todos sus partidos si quiere mantener ese número uno del mundo. Tiene a priori un cuadro asequible en las primeras rondas, lo que le daría ritmo para la fase fuerte del torneo.

Decepción: Marin Cilic. No me extrañaría para nada que el tenista croata se marche a las primeras de cambio en el torneo. Tiene una difícil papeleta en primera ronda ante Tomic, capaz de lo mejor y de lo peor sobre una cancha de tenis. El simple hecho de defender la final conseguida el año pasado puede ser una enorme losa para el bueno de Marin que tendrá que dar lo mejor de sí para intentar no bajar posiciones en el ránking.

Sorpresa: Gilles Simon. El tenista francés parece estar viviendo en estas últimas semanas como una segunda juventud. El ex número seis del mundo en el año 2009 tiene un cuadro a priori fácil para sus intereses, pudiéndose enfrentar en tercera ronda a un Sascha Zverev tocado de su tobillo. Si consigue adentrarse en los octavos de final sería sin lugar a dudas un gran éxito para él.

Fernando Murciego

Ganador: Novak Djokovic. Viene de ganar los dos últimos Grand Slams, es el número 1 del mundo y nadie como él ha tenido tanta conexión con este torneo. Sí, entiendo que hay un tal Roger Federer que tiene mucho que decir en este discurso, pero me cuesta un mundo imaginar al suizo ganar tres coronas aquí seguidas. Me encantaría, por supuesto, pero la lógica me dice que el cuento de hadas tiene que terminar en algún momento. Creo que al serbio incluso le puede favorecer su tropiezo en el torneo de Doha, llegar con un favoritismo muy evidente a veces se convierte en un obstáculo nada más comenzar.

Decepción: Stefanos Tsitsipas. La experiencia me dice que después de una gran temporada, lo normal es pasar por el purgatorio en el siguiente calendario. El griego viene de enamorar a todo el público en 2018, pasando del top90 al top15 en un abrir y cerrar de ojos, por lo que el siguiente reto es llegar al top10 y pelear por ganar títulos importantes. Demasiada exigencia con tan solo 19 años, que se lo digan a Zverev. Creo que Tsitsi pagará un poco el peaje natural de la estrella en ciernes y pasará sin pena ni gloria por Melbourne.

Sorpresa: Roberto Bautista. Con 30 años y tras bajarse inteligentemente del concurso de Auckland, el vigente campeón de Doha llega a este torneo en el mejor momento que se le recuerda. Llega descansado, con la confianza por las nubes y feliz de disfrutar de unas condiciones que tan bien le sientan en cada inicio de temporada. Nunca logró pasar de los octavos de final en un Grand Slam, así que no se me ocurre un mejor lugar para romper su techo. Si logra superar el examen de Andy Murray en el debut, el castellonense dará que hablar en los próximos días.

·· WTA ··

José Morón

Ganadora: Elina Svitolina. Decir un nombre en el circuito femenino a ganadora de un torneo es casi como tirar una baraja de cartas al aire y agarrar una de ellas al vuelo. Creo que veremos de nuevo a alguna nueva semifinalista de un major y diría que la ucraniana podría al fin ganar su primer grande en Melbourne.

Decepción: Al igual que en hombres, decir a Wozniacki o Halep no debería ser justo. Es muy probable que las dos se vayan a casa en las primeras rondas, pero quizá sería ocasión de calibrar lo que puede hacer otra jugadora que esté más cerca del 100%. Apunto hacia Naomi Osaka. Después de ganar el US Open, muchos focos van a centrarse sobre ella y está por ver cómo gestiona esa presión en el primer grande tras su victoria en Nueva York.

Sorpresa: No van a faltar las sorpresas en este torneo femenino del Open de Australia. Creo que la mayor sorpresa va a venir por la parte baja del cuadro y apunto hacia Maria Sakkari y Sachia Vickery, que pueden pegar el pelotazo en su llave del cuadro.

Diego Jiménez

Ganadora: Serena Williams. Con tiempo para ponerse en forma y recuperarse del fatídico final de temporada, la estadounidense elevará su nivel y volverá a ser la gran dominadora. Tiene un camino de minas, pero Halep no está en forma. Ávida de gloria y con la fuerza de su hija desde la grada, Serena será imbatible.

Decepción: Petra Kvitova. Viendo su nivel de juego esta semana en Sidney, cualquiera le situaría como firme candidata al título. Sin embargo, es de sobra conocido lo contraproducente de jugar a gran intensidad la semana previa a un Grand Slam. La checa llegará falta de frescura y lo tiene difícil para llegar a la segunda semana.

Sorpresa: Camila Giorgi. La italiana jugó a gran nivel ya en 2018, pero tiene margen de mejora. Creo que la italiana puede llegar a la segunda semana del torneo; es una bestia a nivel físico, aguanta bien las altas temperaturas y su juego de contraataque con tiros planos puede ser letal con las condiciones en las que se jugará.

Javier Altozano

Ganadora. Serena Williams. Se la vio muy fina y en forma en la Copa Hopman. Ha perdido peso y creo que está en mejor forma que antes de quedarse embarazada. Obviamente ha aprovechado la pretemporada y llega con un tenis más afilado que en 2018. La resistencia fue lo que le falló en las dos finales perdidas y este año no va a dejar escapar más trenes.

Sorpresa. Julia Goerges. Sorpresa relativa porque sabe lo que es jugar bien en Australia. Acabó el año a mil por hora y no ha aflojado. Me encantan las historias de los jugadores que tras años en el circuito logran subir el nivel.

Decepción. Las finalistas del año pasado. Ni Simona Halep ni Caroline Wozniacki llegan de forma óptima, aquejadas de mil problemas físicos, sin rodaje y sin demasiada confianza. No las veo cruzando a la segunda semana del torneo.

Alejandro Arroyo

Ganadora: Angelique Kerber. La veo realmente bien. Ya fue semifinalista el año pasado, rozando la final tras una maratón ante Halep, ha recuperado las constantes tenísticas con las que deslumbró en 2016 y tiene todo para ser una de las grandes favoritas. Echarla de la pista es un suplicio, y sabe ser agresiva y defensiva con suma facilidad. Ahora mismo tiene pocos puntos débiles y es un dolor enfrentarse a ella en escenarios donde el calor aprieta y el físico marca diferencias.

Decepción: Sloane Stephens. Para mí es la jugadora o una de ellas que mejor se adapta a las demandas del circuito durante los 11 meses, pero en Melbourne quizás pueda sentir más de un susto si peca de conservadora, como pasa en según qué situaciones. Si pierde terreno en cuanto a agresividad, para mí puede pasarlo mal en según que contextos.

Sorpresa: Aryna Sabalenka. Digo sorpresa porque la veo con capacidad de meterse en semifinales, cuando su estatus y CV no es precisamente ese en este momento. La bielorrusa está para dar continuidad a lo de 2018 y romper el techo. Vamos a ver cómo evoluciona el tema de las bolas, pero me parece que, tal y como está la pista de rápida, es la jugadora más capaz de ejercer como outsider.

Carlos Molins

Ganadora: Angelique Kerber. Siempre se le ha dado muy bien a la alemana este torneo. El año pasado se quedó a un paso de jugar la final, al perder en un partido vibrante ante la rumana Simona Halep. La actual número dos del mundo viene de hacer una buena preparación y viendo el nivel de Halep o Wozniacki entre otras, todo lo que no sea ver a la germana levantar su cuarto Grand Slam sería una sorpresa.

Decepción: Serena Williams. Las expectativas con la norteamericana son muy altas hoy en día. Desde que volvió de su embarazo, la menor de las Williams ha disputado dos finales de Grand Slam, y para muchos expertos, este Open de Australia puede ser al fin el torneo donde la haga convertir en la jugadora con más títulos de Grand Slams. Tiene sin dudas un cuadro muy duro, con jugadoras como Muguruza, Venus, Pliskova, Osaka o Halep por su lado del cuadro. Disputar la final en Melbourne se antoja tarea bastante complicada.

Sorpresa: Ashleigh Barty. Australia lleva muchísimos años sin poder ver a una de sus jugadoras levantando el título de campeona. Sin duda alguna, Ashleigh Barty podría ser la jugadora destinada a romper ese maleficio. Viene de hacer una muy buena preparación y cada victoria que consiga en el torneo le haría mucho más peligrosa.

Fernando Murciego

Ganadora: Karolina Pliskova. Viendo lo imposible que resulta pronosticar cualquier resultado en el circuito WTA, voy a apostar por este baile de campeones que nos acompaña en los dos últimos años. Actualmente llevamos ocho campeones diferentes de Grand Slam de manera consecutiva, así que vamos a por la novena. La checa ganó en Brisbane, ha empezado el año a lo grande aterriza invicta en Australia y acompañada por dos entrenadoras de lujo: Conchita y Stubbs. Después de un tiempo donde su nombre no sonó con demasiada fuerza en las grandes plazas, 2019 puede ser el curso donde Karolina demuestre una vez más la pasta de número 1 que lleva dentro.

Decepción: Caroline Wozniacki. No puedo arriesgar más ni apuntar más alto, la campeona no hará un buen Open de Australia. Es demasiado peso en los hombros de la danesa, quien viene firmando un buen balance desde su regreso a la élite pero no de forma continuada. Además, la estadística dice que defender trono en un Grand Slam en el circuito femenino es algo que poquísimas jugadoras han conseguido en la época contemporánea, así que no veo a Caro rompiendo esa racha. Su inicio de curso no me transmitió nada especial, por lo que pienso que ella será de las primeras cabezas de serie en hacer las maletas.

Sorpresa: Lesia Tsurenko. Esta reconozco que me ha costado pensarla. Hubiera dicho Aryna Sabalenka una y otra vez, es más, creo que la bielorrusa ganará un Grand Slam esta misma temporada, pero no tan pronto. Voy a quedarme con la ucrania, no sé, esas palabras previas a la final del torneo de Brisbane me pusieron los pelos de punta. “Mi objetivo este año es llegar al top”. Hay que tener mucha confianza y valor para decir algo así, para decirlo en una etapa donde tocar esas posiciones está realmente difícil con todas las buenas raquetas que conviven en la élite. Lo dicho, si dijo algo así es porque Lesia ha empezado a ver en su raqueta un nivel distinto al del resto de su carrera, ahora solo queda demostrarlo.

¿Qué os parecen los pronósticos? ¿A qué redactor veis más afinado? ¿Qué predicción os parece la más loca? Ahora es turno de que compartáis las vuestras.

Comentarios recientes