Andy Murray, el "niño" que llora porque solo quiere poder jugar

Así ha sido la cronología de los problemas de cadera de un Murray que reveló hace un año que su niño interior solo quería poder salir ahí fuera y poder competir.

Andy Murray, abatido tras anunciar su retirada para este 2019. Foto: Getty
Andy Murray, abatido tras anunciar su retirada para este 2019. Foto: Getty

20 de noviembre de 2016. Andy Murray vivía el momento más feliz de toda su carrera. Acababa de ganar a Novak Djokovic en la final del ATP Finals de Londres y acababa así, por primera vez en su vida, una temporada como número 1 del mundo. Al igual que en años anteriores, disputó prácticamente todos los torneos posibles en la segunda mitad de año para conseguirlo y se dejó la piel en multitud de partidos, corriendo de lado a lado de la pista, fiel a su estilo de juego. En aquella temporada, terminó jugando 87 partidos en total y ese sobreesfuerzo, disputando 23 partidos en poco más de un mes, acabó pagándolo su cadera.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Aunque el inicio de 2017 no fue malo, siendo finalista en Doha, octavofinalista en Australia y campeón en Dubái, no fue hasta marzo cuando los problemas empezaron a hacerse mayores, siendo en junio de ese mismo año cuando reveló al mundo lo que le ocurría. Tras perder la semifinal de Roland Garros ante Wawrinka en un partido maratoniano, confesó que sufría algunos problemas en la cadera aunque tiempo atrás los había mantenido bajo control. Nadie pensaba que fuera algo tan grave hasta que el 27 de junio de ese año anunció que se bajaba de la exhibición de Hurlingham por esos problemas, poniendo en duda su participación en Wimbledon.

Habiendo confirmado días después su participación en Londres, Andy revela el 5 de julio que hace siete años que sufre de dolores en la cadera. "Creo que es algo que vengo soportando desde que tengo 22 o 23 años", aseguraba por aquél entonces. Varios días más tarde y con gestos de mucho dolor en su partido de cuartos de final ante Querrey, Andy pierde y confiesa que tomará un tiempo de descanso para decidir qué hacer con su cadera ya que el dolor es bastante grande.

Embed from Getty Images

A finales de agosto y tras no haber competido en todo el verano, Murray se baja del US Open asegurando que el dolor no remite. Para aquél entonces, ya había perdido el número 1 que tanto trabajo le había costado conseguir. Comienza un viaje por todo el mundo consultando especialistas de cadera, para decidir qué camino seguir. Tras varias semanas de consultas, el británico decide saltarse el quirófano y optar por un tratamiento conservador. Durante varios meses, realiza trabajo en la piscina, así como diferentes ejercicios para fortalecer la zona pélvica y la cadera. Su objetivo era poder llegar al inicio de temporada 2018 en condiciones de poder competir.

Intenta regresar en Brisbane pero el 2 de enero de 2018 anuncia su baja del torneo. "He intentado regresar pero tras varios partidillos de entrenamiento, el dolor sigue ahí y no puedo competir como quisiera", declaró el británico, que no tardó en operarse esa misma semana en Australia, intentando acelerar el proceso de recuperación. Andy comentó que esperaba regresar seis meses después, de cara a la gira de hierba y se le veía de buen humor.

Su vuelta se produjo en el torneo de Queen's, en junio del año pasado. Su primer partido sería ante Kyrgios, que le derrotó en tres apretadísimos sets y luego, derrotaría a Wawrinka en Eastbourne, arrojando algo de esperanza en su vuelta a un gran nivel pero días después, anunciaba que no competiría en Wimbledon ya que no se sentía preparado para jugar al mejor de cinco sets. Sí que competiría en el US Open, donde no se le vio mal, terminando por ser derrotado ante Verdasco en otro duro encuentro. Terminó antes de tiempo su temporada, buscando hacer una pretemporada más larga de cara a 2019.

Embed from Getty Images

En diciembre, y tras ver que los dolores seguían ahí, le dice a su equipo que no puede seguir con esto. De esta forma, llega el anuncio revelado hoy en Melbourne. No puede más. Andy, entre lágrimas, revela a todos que los últimos 20 meses ha soportado mucho dolor y que no puede competir como él quisiera. De esta forma, en 2019 dará por concluida su carrera, anunciando que le gustaría poder retirarse en Wimbledon aunque desconocía si su cadera le iba a poder dejar hacerlo.

Andy Murray anuncia entre lágrimas que se retirará en este 2019

Andy Murray anuncia entre lágrimas que se retirará en este 2019

Noticia muy triste para el mundo del tenis. El británico revela que no soporta los dolores en su cadera y que le gustaría poder retirarse este año en Wimbledon.

Seguir leyendo

Hace justo un año, Murray publicaba en Instagram una foto suya de pequeño. Decía que este tiempo fuera de las pistas le había mostrado lo mucho que amaba el tenis y lo mucho que deseaba volver a jugar. "Daría lo que fuera para poder hacerlo", decía. La foto, según contaba Andy, reflejaba a su niño interior, el que lloraba porque deseaba salir ahí y poder competir. El mundo del tenis se ha volcado con él, tras el anuncio, y el cariño que ha recibido por parte de compañeros y técnicos ha sido inmenso. El británico es una persona muy querida en el circuito por su carácter amable y divertido y por su lucha por la igualdad de sexos, además de ayudar siempre a la recaudación de fondos para los más necesitados.

El mundo del tenis rinde tributo a Murray

El mundo del tenis rinde tributo a Murray

Son muchos los tenistas y personalidades del mundo de la raqueta que se están volcando en apoyar y homenajear al británico tras su decisión.

Seguir leyendo

La imagen de Andy, entre lágrimas, anunciando el fin de su carrera puso a todos un nudo en la garganta. Un tenista inmenso, capaz de lidiar contra los que posiblemente terminen como los tres mejores tenistas de la historia y capaz de haber ganado tres Grand Slams en esa misma época, habiendo sido número 1 del mundo durante 41 semanas, doble Oro Olímpico, campeón de la Copa de Maestros, 14 títulos de Masters 1000 y 45 títulos ATP en total.

Sus lágrimas eran las lágrimas de tantos que pasamos tantas noches en vela viendo sus partidos y ese niño interior que hoy llora por el final inminente de su carrera, al menos podrá echar la vista atrás y recordar con orgullo todo lo que ha logrado y los momentos tan increíbles que nos ha dejado en este tiempo. Solo queda saber cuándo le dejará su cadera poder retirarse para que podamos brindarle la despedida que alguien de su nivel se merece.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter