“Rober tenía la obligación de no fallarse a sí mismo”

Hablamos con Pepe Vendrell, entrenador del reciente campeón de Doha. “Rober es una persona que necesita poco tiempo para sentirse competitivo”.

El abrazo entre Bautista y Vendrell tras la conquista de Doha. Fuente: TennisTV
El abrazo entre Bautista y Vendrell tras la conquista de Doha. Fuente: TennisTV

Después de ganar a Stan Wawrinka, Novak Djokovic y Tomas Berdych en jornadas consecutivas, poco importa que el escenario fuera un ATP 250. Todo el mundo habla ahora mismo del torneo que se ha marcado Roberto Bautista en Doha, incluso el presidente del Gobierno le felicitó vía Twitter. Sin embargo, hay una persona que sí ha vivido esta montaña rusa de emociones desde una posición privilegiada: el box del español. Un día después de su triunfo, hablamos con Pepe Vendrell, entrenador del castellonense, para analizar el valor de este éxito en la primera semana del calendario.

De las muchas cosas que se pueden comentar y todas buenas, la victoria sobre Djokovic destaca incluso por encima del propio título. “Es de los partidos que hacen afición, lo viví en la pista y sentí que el nivel al que se jugó durante tres horas fue salvaje”, confiesa Vendrell desde Doha. “Hubo de todo, mucha emoción, pero sobre todo hubo dos jugadores brillantes. Rober y Novak deleitaron a la gente con un grandísimo tenis. Lo habíamos planteado con el objetivo de no abrir mucho la pista, mantenerla cerrada para que él no nos hiciera daño con sus ángulos. Así fue como Rober se sintió cómodo con el ritmo, no sentía que Novak le desbordara, hasta que llego a colocarse en una situación óptima para ganar”, asegura el técnico.

Una victoria contra el número 1 del mundo que necesitaba como el agua tras firmar un 0-7 de registro en 2018 ante tenistas del top10. Sin embargo, el propio Pepe subraya que para nada era una espina. “No entramos en esa guerra, nosotros nos dedicamos a prepararnos, a progresar, a aprender cada semana de las oportunidades…nuestro objetivo es estar sanos y tener un año limpio de lesiones. Disfrutar compitiendo, algo que cuando pudo hacerlo en 2018, lo hizo realmente bien. Al 2019 le pido salud y estar abiertos a aprender cada semana para así ir recogiendo los frutos de cada experiencia. Con el tiempo podremos ir atacando nuevos objetivos, pero nunca me ha gustado poner como prioridad un número. La prioridad es el trabajo diario”.

Lo que sí es una realidad es que si miramos los enfrentamientos de Bautista ante el Big3, suele ser Djokovic el hombre ante el que mejor feeling encuentra. “Es un dato estadístico que es real, aunque con Roger últimamente ya hemos tenido situaciones para ganar. Con Rafa solo nos hemos enfrentado en dos ocasiones y en superficies favorables a él. Rober está mejorando como tenista, cada vez es más completo y eso le permite acercarse poco a poco a competir con estos tres monstruos. Con Novak hemos jugado más veces (2-7) y eso nos da más información a la hora de plantear las cosas. Es algo anecdótico, ojalá podamos algún día romper también esa estadística con los otros dos jugadores”, acepta el de Castellón.

Otra realidad innegable es que Roberto es uno de los tenistas más fiables en los inicios de temporada, ¿por qué? “Los comienzos de año son muy buenos, esto es incuestionable. Son ya cuatro temporadas con un título, pero años atrás ya había arrancado con grandes sensaciones. Hay que destacar el tipo de superficie, las condiciones de la gira, la pelota corre con velocidad y salta menos de lo habitual… todo esto le ayuda a sentirse cómodo, generar feeling y causas estrés en los rivales”, explica Vendrell. “La consecuencia es esta, aparte de que viene de hacer una buena pretemporada y el trabajo siempre le hace sentir muy seguro. Es una mezcla de todo, aunque Rober es una persona que necesita poco tiempo para sentirse competitivo, tiene mucho instinto, quizá hay otros jugadores que necesitan más tiempo para alcanzar su mejor tenis”.

Doloroso hubiera sido después de la proeza de ganar a Novak, morir en la orilla en la final, pero el de Benlloch no había llegado hasta tan lejos para irse con una bandeja de plata. “El partido con Berdych ha sido muy complicado, me ha encantado la energía con la que Rober ha entrado a jugar. Él sabía que debía entrar con mucha intensidad y, de tantas ganas que tenía, creo que incluso ha entrado un poquito revolucionado. Le ha costado encontrar el equilibrio, en ese aspecto ha sido un partido muy difícil”, refleja su técnico. “En su foro interno, Rober tenía una pequeña obligación de no fallarse a sí mismo, a pesar de que jugaba ante un tenista top como es Berdych. Después de todas las emociones de ayer, no era fácil equilibrarse, así que estoy muy feliz por ver cómo ha competido. Ha peleado con mucha bravura durante toda la semana, ha sabido sufrir y ha conquistado una semana inolvidable, para él y para mí también”, concluye.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter