Esfuerzo y trabajo como receta para el éxito

Roberto Bautista se proclamó campeón del ATP 250 de Doha, al vencer al checo Tomas Berdych en tres sets. Noveno título para el español.

Roberto Bautista en Doha. Foto: Getty Images
Roberto Bautista en Doha. Foto: Getty Images

Es un tipo discreto, poco amante de los grandes focos de atención y que tras su aparente timidez aparenta esconder una buena dosis de humildad y, sobre todo, trabajo, mucho trabajo, ese que le ha llevado hoy en día a ser una persona admirada en el mundo del tenis. Porque solo con esa receta se entiende el progresivo crecimiento de Roberto Bautista, un hombre que no tuvo prisa por llegar a la cima y que cada año ve cómo su techo está más alto y él lo alcanza a base de esfuerzo diario.

Siempre se le ha conocido por ir intenso desde la primera semana del calendario, algo que le hace ser uno de los jugadores más regulares y fiables del circuito. Su ránking indica que ha de estar peleando por títulos de categoría ATP 250 y 500 y esta semana en Doha lo ha vuelto a demostrar. Tomas Berdych, su rival en el día de hoy se lo puso difícil, pero Roberto supo elevar su nivel cuando más lo necesitaba para acabar venciendo por 6-4, 3-6 y 6-3 en una hora y 55 minutos de juego.

Se vaticinaba un encuentro igualado, una guerra de guerrillas entre dos jugadores parapetados en el fondo de pista intentando amplificar su condición innata para establecer largos peloteos y desplazarse bien por la pista. La condición de guerrero que pelea cada bola como si fuese la última fue clave y así lo confirmó el español en una primera manga realmente espectacular.

[getty:1089453588]

Las alternativas fueron constantes en el marcador, hasta que en el ecuador del primer set, Bautista dio el zarpazo definitivo al set, consiguiendo con su saque cerrar la primera manga por 6-4. Tomó ventaja el español pero eso no cambió el rictus de Berdych ni un ápice. Consciente de la necesidad de mantener la calma y la intensidad en la pista, el checo supo que la pelota estaba en su tejado. Si continuaba jugando profundo pero con margen, sin regalar puntos y con la intensidad de piernas con que lo estaba haciendo, Bautista caería como fruta madura y así fue. El ex top ten igualaba el partido a una manga.

Todo se iba a decidir en el tercer set, y allí, la resistencia del checo se desvaneció con más facilidad de la esperada y Roberto lo aprovechó para ir entrando más en pista y terminar repleto de confianza. Victoria de gran importancia para el español que suma su noveno título como profesional y ascenderá el próximo lunes hasta el puesto número 22 del ránking ATP. Sin duda alguna, este título le dará moral suficiente para encarar el próximo Open de Australia.

Comentarios recientes