ATP 250 Brisbane 2019: Análisis del cuadro

Rafa Nadal, principal favorito al título, podría encontrarse con Jo-Wilfried Tsonga en primera ronda. Nishikori será la amenaza por la parte baja.

Rafa Nadal buscará ganar ritmo en Brisbane. Fuente: Getty
Rafa Nadal buscará ganar ritmo en Brisbane. Fuente: Getty

Vuelve el tenis, vuelve Brisbane, vuelve Rafa Nadal. Tres factores que nos gustan y que se reunirán a partir de la próxima semana, la primera con torneos oficial del calendario ATP. El español no quiso arriesgas estos días en Abu Dhabi tras una intensa pelea con Kevin Anderson con el objetivo de llegar más fresco y descansado a su primera cita australiana, por lo que ahora que ya tenemos el cuadro sobre la mesa, solo queda esperar que su plan pueda llevarse a cabo. La figura de Jo-Wilfired Tsonga planea con maldad en su hipotético primer cruce, aunque no será la única amenaza a tener en cuenta.

Como casi siempre que afronta un concurso, Rafa Nadal será el rival a batir del cuadro, el principal favorito. El actual número 2 del mundo verá su nombre en lo más alto, aunque no por ello tendrá un camino fácil. En su debut de segunda ronda, un rival de la Qualy o Jo-Wilfried Tsonga se disputarían el honor de ser la primera persona en buscarle las cosquillas al de Manacor esta temporada. En los cuartos de final, Alex de Minaur bien podría plantarle cara al español en busca de un éxito que en casa siempre sabe mejor. Mirar hacia semifinales aumenta la dificultad de nuestros pronósticos, pero algunos nombres peligrosos que podrían surgir serían los de Andy Murray (siempre y cuando no se borre a última hora) o Milos Raonic, dos clásicos que también tendrán ganas de ofrecer su propio discurso. Por último, para la gran final, Nadal podría tener que vérselas con Nick Kyrgios (actual campeón), Grigor Dimitrov (campeón hace dos años) o Kei Nishikori (segundo favorito del cuadro). La que nos espera.

Pero no nos vayamos de esa parte alta del cuadro, aunque varios apellidos inciten a irse hacia la parte inferior. El papel de Tsonga en el torneo ha pasado de inadvertido a protagonista solamente por dónde ha quedado ubicado, ¿le veremos rendir como hace un par de años? Luego tenemos a Alex De Minaur y esa progresión continua que promete no detenerse, mucho menos en esta primera gira del curso donde ya lo hizo tan bien el calendario pasado. Pero si hay una figura que genera expectación es la de Andy Murray, tocado durante todo 2018 y deseoso de sacarse la espinita de las lesiones de una vez por todas. El británico debutarán ante otro australiano, James Duckworth, un rival peligroso en estas tierras que puede negarle la primera victoria del curso si no está del todo recuperado.

Por cierto, si lo que desean es ver a españoles sobre la pista, mejor cámbiense de cuadro porque aquí en Brisbane no encontrarán a ninguno que no sea Rafa Nadal. Ni siquiera en la fase previa.

Si bajamos ya a la parte inferior del cuadro, rápidamente nos asalta el nombre de Kei Nishikori como el principal favorito a hacer las cosas bien y plantarse en la final dos años después. Exento de primera ronda como los otros tres cabezas de serie del escenario, el japonés debutará bien con Taylor Fritz o bien con Denis Kudla. Es complicado a estas alturas de la película decir quién puede ser más o menos peligroso, aunque si por el nipón fuera, imaginamos que soñará con ver a Kudla en segunda ronda. Un paso más y ya nos encontramos el que pudiera ser otro duelo-bomba de manera anticipada: Dimitrov-Nishikori en los cuartos de final. Para ello, el búlgaro tendrá que impartir cátedra ante Nishioka en el debut y luego repetir el gesto contra Millman o Sandgren. Perfiles más bajos de jugador pero que todos sabemos de lo que son capaces en un día travieso. Sobre todo teniendo cuenta que Grigor no anda en su momento de mayor expiración, veremos si Agassi es capaz de centrarle un poquito más.

Seguimos en esta parte baja y es que no hay cuadrante del que no extraigamos un potencial campeón del torneo. Nick Kyrgios, el hombre que actualmente posee la corona de este lugar, aterriza aquí como el octavo favorito, es decir, que no se libra de la primera ronda. Ryan Harrison será quien le ponga a prueba antes de que lo hagan Chardy o Struff en la segunda vuelta. Tampoco nos olvidamos de Kyle Edmund, un hombre que dio un salto de gigante en 2018 y que ahora le toca repetir los buenos pasos que diera en esta primera gira de la temporada. El británico, tercer cabeza de serie, es el único que no puede ni barajar un rival hasta los cuartos de final, ya que en segunda ronda le espera un rival de Qualy.

¿A quién veis más preparado para darl el golpe en Brisbane? ¿Qué os parece el camino de Nadal? ¿Veis a Kyrgios repitiendo título?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes