Moyà: "Estando bien, Rafa no debe jugar más de 14 o 15 torneos"

El mallorquín Carlos Moyà analiza para la web de la ATP la temporada 2018 de Rafael Nadal y las perspectivas y planes para el 2019.

Rafael Nadal y Carlos Moyà. Foto: Getty
Rafael Nadal y Carlos Moyà. Foto: Getty

Convivir con las lesiones, más a la edad de Rafael Nadal, se ha convertido en una variable más. De hecho, en palabras de Carlos Moyà en una extensa entrevista mantenida con la web de la ATP, es seguramente la más importante de todas. El tenista mallorquín, número 2 del mundo, ha tenido que adaptar su mentalidad a las complicaciones que cualquier parón ocasiona. Esa es, por tanto, la misión de cada planificación orquestada junto a su equipo de trabajo.

Agridulce puede ser la palabra para definir un 2018 donde Nadal convivió con muchas victorias pero pocos partidos jugados. Así lo ve Moyà. “Hay que estar listo para todo, esté sano o pasé por muchas semanas lesionado. Han sido semanas nada fáciles, momentos duros: retirarse de una semifinal de Grand Slam, lo que le pasó en el US Open. En cuanto a lesiones ha sido una temporada mala. Luego, mientras ha podido competir, el año ha sido fantástico, sólo ha tenidos dos derrotas, más dos abandonos. No obstante, una vez volvieron las lesiones, vuelves a pensar en cómo solucionarlo. Hay que cambiar cosas. Los sistemas de entrenamiento, por ejemplo. O la frecuencia. No nos puede volver a pasar lo que en 2018. A estas alturas no le va cambiar nada entrenar una hora más al día. Al revés, va a ser más complicado que productivo."

El entrenador mallorquín incide en la necesidad de prevenir, aumentando la calidad de los entrenos y reduciendo la duración de los mismos. "Desde que formo parte del equipo, los entrenamientos no duran más de dos horas. Es un tiempo más que suficiente con la intensidad de Rafa. Queremos bienestar, prestar atención a la preveción de lesiones. Si Rafa entrena tres horas y media, la calidad es mucho más baja. Por eso queremos dosificar el tiempo de entrenamiento, manejando cada día del calendario. Este año ha jugado nueve torneos. Me gustaría saber si ha habido un caso similar que haya terminado en el top2. Algunas ausencias han venido marcadas por la planificación pero otras han sido obligadas por las dolencias. Estando bien, con buena salud, Rafa debe jugar 14 o 15 torneos, no más. Ajustar más el calendario me parece imposible."

"Le insisto mucho en ser más agresivo. A veces lo ve, y otras no"

A nivel táctico, Moyà ha reprsentado un cambio tan importante como el que se está produciendo, según él, en el juego actual, donde priman los intercambios cortos. "Mi función es que esté en forma, haciendo mucho entrenamiento. Le preparamos para que sea preparando un tenista más agresivo de lo que ha sido durante toda su carrera. El tenis se juega ahora a cuatro golpes. No es lo que a él le gusta, pero intentamos buscar comodidad dentro de ello. A Nadal le gusta el ritmo, aunque ha demostrado que puede jugar igual de bien cuando no hay ese ritmo. Le insisto mucho en ser más agresivo. A veces lo ve, y otras no. Sé que nunca será Federer, Raonic o Berdych, que son tenistas de dos tiros, pero hay que tratar de insistirle que se acerque a eso, sin perder su esencia. Pero es verdad que cuando no tienes mucha confianza es difícil buscar esa agresividad. Rafa es muy receptivo, pero algunas veces ve que no puede hacerlo."

Y en ese escenario siguen moviéndose muy bien los mejores jugadores del circuito, un contexto del que cree que todo va a ir cambiando más pronto que tarde. "La consistencia de Djokovic, Nadal y Federer irá cediendo poco a poco. La siguen manteniendo en los torneos del Grand Slam, pero cada vez será más difícil que el ganador de un Grand Slam salga de ese grupo. En los Masters 1000 ya se está viendo que hay más ganadores diferentes y también pasó en las ATP Finals. Un Grand Slam es otra historia, pero al final eso va a cambiar aunque no voy a ser yo el que descarte a Djokovic, Nadal y Federer."

Por último, Moyà pide un deseio para la próxima temporada. "Lo único que le pido al próximo año es que Nadal esté sano. Si está bien aspirará de nuevo a todo. Estar sano es la prioridad número uno dentro del equipo."

LA APUESTA del día

Comentarios recientes