Nadal es el rey de los break points

Analizamos los datos estadísticos  que presenta el español en situaciones límite, tanto con puntos de rotura a favor como en contra.

Rafael Nadal al resto en 2018. Foto: zimbio
Rafael Nadal al resto en 2018. Foto: zimbio

Los datos no engañan, pero hay algunos que son capaces de explicar muchas cosas y en cuya interpretación se pueden extraer interesantes conclusiones. Es el caso de la estadística ofrecida por la ATP en lo referente a la eficacia de los jugadores para salvar bolas de rotura en contra, generar oportunidades al resto y aprovecharlas. En un tenis cada vez más potente, romper el saque del contrario adquiere una importancia capital ante una gran mayoría de jugadores y en multitud de contexto. Rafael Nadal se ha caracterizado toda su carrera por encontrar un perfecto equilibrio, siendo uno de los restadores más letales de los últimos decenios y mostrándose cada vez más seguro al saque.

El hecho de haber disputado una gran cantidad de partidos en tierra batida, ha hecho que el balear presente en su planilla una estadística practicamente inmaculada. Es el segundo jugador del circuito ATP que más puntos de break salva (198 de 281, es decir, un 70,46%), mientras que es el tercero que más break points convierte (216/474, es decir, un 45,57%). El aura ganadora que ostenta el español, sale a relucir en estos datos, quedando claro cómo su nivel crece de manera evidente en momentos de gran tensión. Especialmente significativo es el hecho de haber convertido casi la mitad de los puntos de break de los que dispuso, a pesar de la mejora cada vez más generalizada del servicio de sus rivales, y el hecho de haberse enfrentado a cañoneros consumados.

Embed from Getty Images

Muchos podrían preguntarse en qué lugar de estas clasificaciones figura Novak Djokovic. La sorpresa es mayúscula al encontrarle en el puesto 27 de la lista de puntos de break ganados (246 de 617, es decir, un 39,87%), y tener que remontarse hasta la posición 12 de la lista de puntos de rotura salvados (195 de 301, es decir, un 64,78%). Esto solo se explica por la muy negativa primera mitad de año que tuvo el serbio, incapaz de materializar su gran tenis hasta el torneo de Wimbledon. Por su parte, Roger Federer es el 14º en la lista de puntos de break ganados (178 de 425, es decir, un 41,88%), mientras que emerge con fuerza a la hora de salvar con su saque las bolas de rotura en contra, situándose en la cuarta plaza, con un 68,4% de eficacia.

Resulta llamativa que el top-10 de dicha clasificación no esté poblada de sacadores, y haya jugadores jóvenes como Frances Tiafoe, Álex de Miñaur, Kyle Edmund o Karen Khachanov, en lo que supone una clara señal de su madurez para disputar puntos cumbre. El jugador que mejor porcentaje de puntos de break en contra salvados presenta es Steve Johnson, con un 70,75%. En lo concerniente al ranking de puntos de break ganados, Gael Monfils y Adrian Mannarino son los que superan a Nadal (46,42% y 45,64%, respectivamente). En dicha lista, abundan los jugadores hábiles de fondo de pista, como Fabio Fognini, Pablo Carreño, Damir Dzhumhur o Borna Coric, y sorprende sobremanera ver a Jan-Lennard Struff en el cuarto puesto.

Embed from Getty Images

Si se combinan los datos de ambas listas, el resultado es manifiesto: Rafael Nadal es el mejor jugador del mundo en situaciones de bola de rotura, con un ratio combinado de 116,3 (obtenido sumando los porcentajes de ambas listas). Por detrás de él, aparecen Roger Federer (110,37), Pierre-Hugues Herbert (108,3), Steve Johnson (107,05) y Pablo Carreño (106,78). Es curioso comprobar cómo jugadores que lideran esta clasificación, no son capaces de materializarlo en forma de un ranking notable, pero queda claro que si Nadal continúa en esta dinámica en 2019, seguirá en el pulso por recuperar el número 1 del mundo.

Comentarios recientes