Georgina: “El objetivo sigue siendo el mismo, sacar mi máximo potencial”

Tras firmar su mejor temporada como profesional, la española buscará en 2019 dar un nuevo salto de calidad para asentarse entre las cien mejores.

Georgina García golpeando de revés. Fuente: WTA
Georgina García golpeando de revés. Fuente: WTA

Sin llegar a jugar todos los torneos que a ella le hubiera gustado, no cabe duda que el 2018 ha sido una temporada inolvidable y de gran calado para Georgina García Pérez. La española disfrutó de nuevas experiencias en el circuito femenino y dio un salto hasta poner sus pies dentro de las 125 mejores del mundo. Ascenso que la deja ya rozando el objetivo del top100 de cara al próximo curso, año clave donde deberá demostrar que tiene tenis para asentarse en la élite. En la WTA ya se empiezan a oler que 2019 puede llegar con un Huracán atronador, por ello han reservado cita con la catalana para darnos a conocer algunos de sus puntos de interés.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Aunque a nosotros ya nos resulte muy familiar, siempre que se quiera repasar la trayectoria de Georgina hay que empezar por el principio, es decir, por aquellos años turbios donde tomó la decisión de colgar la raqueta. “Lo dejé porque lo odiaba, no podía ni hablar de ello. Recuerdo que mis padres se gastaban mucho dinero en mí, a pesar de que jamás me culparon por ello. Aquello fue la decisión más difícil de mi vida, sentía que estaba decepcionando a mi familia y a muchas personas que estuvieron a mi lado, que aún están cerca de mí”, recuerda con dolor.

Por suerte aquello solo fue un parénteis (demasiado largo) que no iba a impedir que Georgina lograra su sueño. Su objetivo seguía siendo el mismo, con 18 años y con los 26 que tiene ahora. “Sigue siendo el mismo de siempre, alcanzar mi máximo potencial. Por supuesto que me encantaría ser Nº1 del mundo y ser recordara por ello, significaría que he logrado llegar a una meta realmente importante. Todos los jugadores sueñan con eso, incluso puede ser saludable siempre que no te obsesiones. Ganar una medalla de Oro en unos Juegos Olímpicos también sería bonito, aunque no soy el tipo de persona que piensa mucho en el futuro, Juego el momento, aprecio cada cosa que llega”, subraya.

El estilo en pista es otro factor a estudiar y en el que detenerse, sobre todo si nunca la viste en acción, ya que podrías llevarte una sorpresa. “Soy una jugadora agresiva, aunque realmente no me gusta jugar un tenis kamikaze como si no hubiera un mañana, pese a que varios entrenadores me recomendaron que lo practicase. A mí me gusta más acumular puntos y esperar la oportunidad para obtener el winner.

Otro punto a destacar de su figura es el servicio, su mejor golpe. “La manera de sacar apreció de manera natural, yo misma me enseñé a sacar un servicio con topspin cuando era niña porque ningún entrenador quería enseñarme. Veía a las otras chicas que solían servir siempre así, mientras que los chicos lo hacían con más variedad. Luego en la adolescencia hubo entrenadores que me ayudaron a perfeccionarlo, aunque todavía tengo que mejorar mis porcentajes. Lo que más me falta es confianza, seguridad en mí misma para afrontar los partidos”, afirma alguien capaz de superar los 200km/h de manera habitual.

Pero si hubo una parada en el camino que hizo poner el nombre de Georgina en el escaparate, esa fue sin duda Roland Garros, su debut en un cuadro final de Grand Slam. “Fue increíble, lo disfruté en todo momento. Recuerdo a mis amigos diciéndome que mantuviera los pies en el suelo porque tuve que jugar mi partido de segunda ronda dos días después de aquello. Lamentablemente, con todas las obligaciones que una tiene, no pasó mucho tiempo antes de que tuviera que empezar a pensar en Wozniacki. Estaba lesionada de la espalda y de la pierna, pero era una oportunidad única en mi vida. Había luchado mucho para llegar a ese punto, me lo había ganado, pero me fue imposible adaptarme, no pudo ni siquiera entrenar allí antes, era una perspectiva completamente diferente. Me destruyó, pero aprendí mucho de aquel partido”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter