“La Copa Davis se estaba desprestigiando, corría peligro”

Galo Blanco y Albert Costa resuelven algunos frentes y debates abiertos sobre la futura nueva Copa Davis en esta entrevista con el diario Marca.

Galo Blanco y Albert Costa. Fuente: Marca
Galo Blanco y Albert Costa. Fuente: Marca

Con la final de la Copa Davis en marcha entre Francia y Croacia, son muchas las preguntas que todavía están en el aire acerca del futuro de esta competición de cara a 2019. Lo único que está claro es que el Grupo Kosmos está al frente de la operación y que Madrid verá sus dos primeras ediciones. El diario Marca reunió esta semana a Galo Blanco (director deportivo y ejecutivo) y Albert Costa (máximo responsable de la fase final) para tratar algunos temas candentes por resolver como, por ejemplo, la creación de la ATP Cup o las últimas declaraciones de Alexander Zverev.

Para no cambiar de tema, vamos a empezar precisamente con el foco en Alexander Zverev, uno de los hombres que anunció su postura contraria a la nueva Copa Davis, al menos a participar en ella. “Tengo fe en que durante el año se le pueda convencer”, confirma Albert Costa. “Hay una buena noticia y es que en febrero ya ha confirmado que jugará. Con el trabajo que vamos a hacer nosotros, su Federación, su capitán, la opinión pública alemana, se le puede convencer. Es una semana que ya existía, en la que siempre se ha jugado la final de la Copa Davis por lo que entiendo que no supone un esfuerzo extra”, añade el ex campeón de Roland Garros sabedor de la dificultad de algo que nace. “Todo lo nuevo no te lo compran al primer minuto pero nuestro trabajo es que los jugadores se mentalicen de que su calendario está menos cargado y que llegarán más frescos a final de año”.

Otro obstáculo que le ha salido a la Copa Davis es la ATP Cup, la cual dará comienzo a partir de 2020 en Australia. “La ATP ha creado este torneo que ya existía hace años en Düsseldorf. Sí que es verdad que el formato es muy parecido al nuestro pero el resto no tiene nada que ver”, subraya Galo Blanco. “Nuestra competición tiene 119 años de historia, se debe a las federaciones. La ATP hace un evento para ellos en que las federaciones no se llevan nada y es exclusivamente para los jugadores. No se pueden comparar. En la Copa Davis, aparte del dinero que se llevan los jugadores, también hay dinero para las federaciones. Eso es lo que va a hacer que haya futuro para jóvenes que tendrán un apoyo económico”, valora el que fuera entrenador de Dominic Thiem este curso.

Pero si algo tiene claro Costa es que el objetivo debe ser convencer a los países y no tanto a los jugadores. “Yo estoy convencido de que seremos capaces de venderles el evento. Que haya 18 países compitiendo en la misma instalación, con público de todo el mundo... los jugadores son importantes pero nos tenemos que centrar en los países porque es una competición por países, el torneo oficial por países. Que después un jugador venga o no venga es secundario, aunque estoy convencido de que los jugadores acabarán jugando”, asegura el catalán.

Un buen capote es el que tiró Galo hacia la cabeza visible del proyecto, Gerard Piqué. Un hombre que al venir del mundo del fútbol ha creado debates antes de tiempo. “Gerard tuvo un sueño y se le ocurrió a un futbolista. Si se le hubiera ocurrido a un tenista pues no habría tanto jaleo. Es el proyecto de su vida y él está haciendo todo lo posible para que esto salga adelante y el torneo sea increíble”, defiende el asturiano, quien tampoco se deja afectar demasiado por lo que digan los jugadores. “Lo que piense Federer no lo podemos controlar aunque sí que hace más ruido lo que diga Federer a lo que pueda decir otro. ¿Qué problema hay que haya sido Gerard Piqué el que haya pensado en este cambio? Yo no veo ningún problema'”, sostiene.

El cambio está hecho y se hará realidad el año próximo gracias al Grupo Kosmos. Un giro de 180º que era necesario, según Galo Blanco. “Yo creo que sí. El año pasado Francia ganó la Copa Davis y Lucas Pouille no ganó a un solo Top10. Sí que es verdad que se estaba desprestigiando la Copa Davis, corría peligro, pedía un cambio”, concluye.

Comentarios recientes