La increíble historia de Kamau Murray, entrenador de Stephens

Es uno de los entrenadores de moda y sorprende por liderar un revolucionario proyecto tenístico destinado a jóvenes en riesgo de exclusión.

Kamau Murray en 2018. Foto: zimbio
Kamau Murray en 2018. Foto: zimbio

Transmite paz, serenidad y aplomo. Kamau Murray está imbuido en un aura de misticismo cuando asiste en la grada a las batallas de su jugadora Sloane Stephens. La regularidad alcanzada por la estadounidense está íntimamente relacionada con una notable inteligencia emocional de su entrenador, hábil en sus discursos y mesurado en el trato. Habla claro, es respetuoso y sabe que el respeto se gana con inteligencia y no con autoritarismo. Pero quizás muchos no sepan que los anhelos de Kamau van mucho más allá de los resultados de su jugadora. Y es que a sus 38 años, este hombre ha creado un programa tenístico en las áreas más desfavorecidas de Chicago, su ciudad natal, donde aspira a revolucionar el tenis de base.

"Hemos hecho una inversión de 16,9 millones de dólares, destinado a jóvenes de la zona sur de Chicago. La inmensa mayoría de jóvenes de esta zona son estigmatizados con la violencia, la delincuencia y las drogas, y no tienen oportunidades para escapar de ese mundo. El deporte es una de las cosas que puede cambiar esto", desvela en The Undefeated un hombre que jugó a nivel universitario, aunque pronto encaminó sus pasos a la labor de coach. Se dio a conocer al situar a Taylor Townsend como una de las jóvenes más prometedoras del mundo. Sin embargo, decidió centrarse en su proyecto en Chicago.

Kamau mantiene un discurso duro y reivindicativo. "Hemos trabajado con más de 2.000 niños y adaptamos los precios a las posibilidades económicas de los alumnos y sus familias. Mi objetivo es mantenerlos seguros, ayudarles a crecer y formarles como persona, así como que se diviertan con el tenis y escapen de ambientes poco propicios. Mis alumnos han empezado a superar a los blancos, que les preguntan quién es su entrenador porque quieren venir aquí", desvela un hombre muy preocupado por el comportamiento en la pista, como así se lo hace saber también a la propia Stephens.

"Los niños ricos que vienen aquí saben que no les vamos a dar un trato diferente. Tienen que trabajar por igual. En sitios como éste es donde el tenis estadounidense volverá a engrandecerse", comenta orgulloso un Kamau Murray que quiere seguir haciendo historia. Una de sus alumnas, Zoe Spence, se ha convertido en la primera chica afroamericana en obtener una beca universitaria a través del tenis. "Donald Young y Taylor Townsend han demostrado que no solo en Florida y California se pueden crear grandes talentos", afirma un hombre admirado por Stephens.

Y es que una de las claves de su relación con Sloane, es la admiración que ésta le profesa por este proyecto. "Él se da cuenta de que Sloane no solo necesita un coach sino también un orientador de su vida, alguien que le dé equilibrio. Ella admira muchísimo a Kamau por lo que está haciendo aquí", desvela un miembro de la academia que dirige con pasión el entrenador. Así es Kamau Murray, un hombre con un proyecto de vida apasionante, detrás de lo que se ve en los focos mediáticos.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes