Carreño no levanta cabeza

Pablo Carreño no ha podido emular la gran temporada registrada en 2017 y pone fin a su año con una triste y contundente derrota ante Daniil Medvedev. Lesiones, falta de confianza y carencia de argumentos es lo que ha sazonado un año con más sombras que luces. En este Rolex Masters 1000 París 2018, el gijonés sucumbió por 6-2 6-2 ante el tenista ruso, muy incisivo en su tenis y que se encuentra en el mejor momento de su aún corta pero prometedora carrera.

Comentarios recientes