Stephens se matricula con un triunfo portentoso ante Kerber

La estadounidense se clasifica como primera de grupo e invicta, tras cuajar un excelente encuentro ante una Kerber falta de chispa.

Sloane Stephens en WTA Finals 2018. Foto: zimbio
Sloane Stephens en WTA Finals 2018. Foto: zimbio

La regularidad es el camino a la gloria. Bien lo sabe Sloane Stephens, afanada en este 2018 por consolidarse en la élite aún a expensas de no cuajar un resultado rompedor como el del US Open 2017. Sin embargo, la estadounidense ha dado un claro salto cualitativo en una temporada donde ha mantenido un tono general muy positivo; recoge los frutos a su trabajo en este torneo final de temporada, las WTA Finals Singapur 2018, donde ha salido clara dominadora de un grupo donde Angelique Kerber y Naomi Osaka partían favoritas.

Paso franco a las semifinales sin perder un partido, y haciendo gala de un tenis versátil y completo en el que no parece haber resquicios por donde colarse. Y es que Stephens lo hace todo bien; consumada defensora desde fondo de pista, ha sabido encontrar el equilibrio entre juego agresivo y de contraataque, defendiéndose con profundidad y encontrando esa intensidad de piernas necesaria para desbordar a sus rivales desde el fondo de pista. Fue capaz de hacerlo ante una de las tenistas más sólidas del planeta, como es Angelique Kerber.

Embed from Getty Images

No lo tuvo fácil en el primer set, teniendo que afrontar la friolera de ocho bolas de rotura al ver cómo la alemana lograba meterse en pista al resto y desbordarla con un tenis muy consistente. Sacó su mejor versión Sloane en los momentos cumbre, rompiendo hasta en tres ocasiones el saque de Angie, falta de potencia en sus golpes a la hora de dominar. La igualdad fue mayor de lo que demostró el marcador en la primera manga, pero en el segundo parcial Stephens siguió elevando su nivel y se consumó como clara dominadora del encuentro.

Se jugó al ritmo que ella quiso, aunque le costó mucho trasladar su poderío al marcador. Tuvo hasta doce bolas de break, de las cuales tan solo pudo convertir dos, manteniendo un fuerte pulso en el tramo inicial del set con una Kerber siempre a remolque. Terminó decantando el partido a su favor por 6-3 6-3 Sloane Stephens, que obtiene un merecido primer puesto. La segunda clasificada del grupo es Kiki Bertens, por lo que la holandesa se verá las caras con Elina Svitolina y la estadounidense contra Karolina Pliskova. La emoción es insostenible en las WTA Finals Singapur 2018.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes