Kerber sale victoriosa de una dura batalla ante Osaka

La germana cuajó un excelente encuentro ante una Osaka algo insegura pero muy combativa. Tres sets repletos de alternativa e igualdad.

Angelique Kerber en WTA Finals Singapur 2018. Foto: zimbio
Angelique Kerber en WTA Finals Singapur 2018. Foto: zimbio

El concepto de igualdad está adquiriendo un estatus superior en estas WTA Finals Singapur 2018 y el duelo que enfrentó a dos de las tenistas más en forma del momento, como son Angelique Kerber y Naomi Osaka, no parecía que pudiera romper esta dinámica. No solo no lo hizo, sino que ofreció un encuentro repleto de alternativas tácticas y mentales, en un intercambio de golpes apasionante entre dos tenistas que pusieron todo lo que tenían para cosechar el triunfo final, conscientes de que sus derrotas en el primer partido del torneo no les permitía tener ningún margen.

Dos estilos contrapuestos, aunque con tenistas capaces de mimetizarse en otro papel y salir de su zona de confort. Kerber era consciente de que no debía perder pista, así como mantener una velocidad de bola que le permitiera neutralizar los ataques de Osaka, manteniendo a la nipona por detrás de la línea de fondo. Empezó muy bien la teutona, como ya hiciera ante Bertens., tomando ventaja en el marcador. Reaccionó la jugador nipona aunque sin mucho convencimiento, con destellos de un talento inabarcable que no era capaz de sostener en el tiempo. Sus errores puntuales le condenaron a perder la primera manga por 6-4, merced a una resistencia voraz de Kerber que incrementó su agresividad en los momentos cumbre.

Embed from Getty Images

Cabizbaja y poco convencida de sus opciones, Naomi no solo luchaba contra una rival hercúlea sino también contra sí misma. La inestabilidad en su tenis se tradujo en un intercambio de breaks, sintiéndose ambas tenistas más cómodas en el resto. Dio un golpe sobre la mesa Angelique que parecía definitivo, cuando se puso 5-4 arriba en el marcador con saque, en el segundo parcial. Pero emergió la grandeza de una Osaka que soltó el brazo, y fue capaz de ofrecer su mejor tenis al verse al filo del abismo. Pasó de la nada al todo la japonesa en un abrir y cerrar de ojos, neutralizando todo argumento de Kerber por frenar un tsunami que se le vino encima y equilibró el marcador, ganando por 5-7 el segundo set.

Los compases iniciales del tercer set se antojaban claves para el desenlace del encuentro; Kerber, lejos de venirse abajo por la oportunidad perdida, asumió que la reacción de Osaka se debió totalmente al buen hacer de la japonesa, y que ella nada tenía que reprocharse. Saltó a pista con energías renovadas, sostuvo la fiera indomable que parecía ser Naomi una vez recuperada la confianza y llegó a salvar bolas de rotura antes de cuajar un excelente juego que le permitió situarse con 4-3 y saque, sacando adelante con mucho coraje ese compromiso y situándose 5-3.

Embed from Getty Images

Intentó una combativa Naomi Osaka dar la vuelta al marcador, pero terminó sucumbiendo ante la templanza y consistencia de una Angelique Kerber que desea exprimir sus opciones por seguir avanzando en las WTA Finals Singapur 2018. Victoria de mucho peso para la germana, que saldrá repleta de confianza tras una batalla espectacular de dos horas y media de duración. El resultado final fue de 6-4 5-7 6-4, en lo que supone un duro castigo para la japonesa, algo insegura en su tenis, pero sin nada que reprocharse en cuanto a capacidad de lucha.

Comentarios recientes