ATP 500 Basilea 2018: Análisis del cuadro

Roger Federer va en busca de su noveno título en casa en un cuadro donde compartirá espacio con otros dos top10: Marin Cilic y Alaxander Zverev.

Basilea verá a Roger Federer en el cuadro por 18ª ocasión. Fuente: Getty
Basilea verá a Roger Federer en el cuadro por 18ª ocasión. Fuente: Getty

Esta vez no se puede quejar Roger Federer del cuadro que le ha tocado en uno de los torneos más importante de su calendario, el de casa. Basilea verá al genio suizo por 18ª ocasión en el cuadro, aunque no siempre tuvo la suerte de salir campeón. Su balance hasta el momento se resumen en trece finales y ocho títulos, no está mal. Quien no estará será Del Potro, subcampeón en 2017, debido a esa lesión de rodilla, por lo que las dos mayores amenazas del favorito local serán representadas por Marin Cilic y Alexander Zverev, ambos viajando por la parte inferior del cuadro.

Si empezamos por la parte alta del cuadro, Roger Federer destaca como principal sembrado y gran favorito para revalidar el título. Tendrá un debut interesante ante Filip Krajinovic, de quien no volvimos a saber nada más desde la final del Masters de París-Bercy. Más allá del serbio, el suizo podría tener un duelo cargado de venganza ante John Millman, siempre y cuando el australiano logre superar en primera ronda a Jan-Lennard Struff. Los octavos de final se plantean mucho más abiertos con un hipotético cruce con Jack Sock (aunque se nos haría raro verle ganando dos encuentros), Gilles Simon o Leonardo Mayer.

¿Quién le puede poner las cosas complicadas al vigente campeón? Pues así a primera vista y, si no pasa nada extraño, pocos jugadores. En el segundo cuadrante aparecen hombres como Daniil Medvedev y Stefanos Tsitsipas, dos de los jóvenes que más han evolucionado esta temporada y que bien podrían darle un toque de atención a Federer si llega a semifinales sin haber sufrido mucho. Griego y ruso tendrían un interesante enfrentamiento en tercera ronda por citarse con Roger en semifinales, aunque mucho ojo con perfiles como Nicolás Jarry, Jeremy Chardy o Peter Gojowczyk, peligrosos también en este tipo de condiciones.

En la parte baja tendremos dos claros candidatos a ir apartando obstáculos hasta llegar a reunirse en semifinales. Por una parte Marin Cilic, campeón en 2016. No está siendo el final de año esperado por el croata, pero siempre es un hombre a tener en cuenta en esta gira indoor. Un poco más abajo y como segundo sembrado, Alexander Zverev. El alemán ha vuelto a cuajar un gran calendario, aunque de vez en cuando tiene tropiezos importantes e inesperados. Ya el debut con Robin Haase tiene pinta de ser trampa, pero si el de Hamburgo saca su mejor versión no debería de sudar demasiado para ir abriéndose paso hasta esa potencial semifinal entre top10.



Por esta parte baja está claro quién es el gran tapado: Stan Wawrinka. El tercer suizo del cuadro (también veremos a Henri Laaksonen) debuta con Adrian Mannarino, quien llegará bastante cansado tras hacer final (quién sabe si título) en Moscú. No perdemos de vista a jóvenes promesas como Taylor Fritz o Denis Shapovalov, raquetas que podrían dinamitar este cuadrante en cualquier ronda. Por último, Roberto Bautista, el único español en acción en Basilea, debutará ante Joao Sousa con la mente puesta en un potencial cruce en cuartos de final con Alexander Zverev.

Posibles cuartos de final: Federer-Sock, Tsitsipas-Medvedev, Cecchinato-Cilic y Bautista-Zverev.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes