WTA Finals 2018. Análisis de los grupos

Desgranamos todas las claves de los dos grupos en que se organiza un torneo que promete emociones fuertes. Kerber y Osaka en el mismo grupo

La gran cita del tramo final de año ya está aquí. El glamour ha rodeado la gala en la que se han sorteado los dos grupos en que se organizan las WTA Finals 2018 de Singapur. La baja de Simona Halep no ensombrece un torneo en el que hay puestas muchas expectativas, y al que las ocho contendientes llegan con un nivel de igualdad jamás visto. Tres campeonas diferentes en el mismo año de Grand Slam se dan cita en un torneo en el que defiende su corona Caroline Wozniacki, y en el cual hay debutantes como Kiki Bertens y Naomi Osaka que prometen emociones fuertes. El evento se desarrollará con una fase de Round Robin tras la cual las dos primeras clasificadas de cada grupo se medirán entre sí en semifinales. Estos son los dos grupos:

Grupo Rojo. Oda al tenis de contraataque

El tenis femenino parece dividido en dos corrientes de estilo de juego claramente diferenciadas, cada una de ellas con sus defensores y detractores. El azar ha querido que cada estilo monopolice un grupo diferente. Angelique Kerber se presentaba como la mejor clasificada, pero su rendimiento es una incógnita tras la sorprendente decisión de abandonar su idilio profesional con Wim Fissette. La teutona se verá las caras con tres tenistas de un corte similar al suyo: solidez de fondo de pista, fuerza de piernas y habilidad innata para pasar de la defensa al ataque.

Sloane Stephens quiere poner la guinda a una temporada en la que ha encontrado la tan ansiada regularidad, en detrimento de un gran título que haga brillar su palmarés de este año con luz propia. Puede conseguirlo en Singapur, aunque para ello no solo tendrá que batir a Kerber, sino también a una enrrachada Naomi Osaka. La nipona se presenta como una de las claras candidatas al título si es capaz de mantener la excelencia en su juego de la que viene haciendo gala desde hace meses. La perita en dulce parece Kiki Bertens, pero la holandesa no tiene nada que perder y jugar sin presión para una tenista de su potencial puede ser el mejor aval para que pueda dar la campanada.

Fuente: @Diego_Barbiani

Grupo Blanco. Las checas contra jugadoras totales, pero con dudas

Si existe un término medio entre las pegadoras y las contraatacadoras, lo representan Caroline Wozniacki y Elina Svitolina. Danesa y ucraniana llegan con ciertas dudas en este tramo final de año, carentes de la confianza necesaria para afrontar con garantías una cita como la de Singapur. Tendrán que verse las caras con las dos mejores jugadoras checas del momento. Karolina Pliskova y Petra Kvitova son capaces de encontrar golpes ganadores con recurrencia, y mucho más en una pista dura e indoor como en la que se desarrolla este evento.

Difícil hacer pronóstico sobre el devenir de un grupo tremendamente igualado y que podría definirse por escasos puntos. Kvitova tiene el head to head ganado con sus tres rivales de grupo, lo que podría otorgarle cierto favoritismo. La capacidad para restar de Wozniacki y Svitolina se antojan claves en el desenlace de un grupo con mucho intríngulis, y en el que cualquier despiste se puede pagar muy caro. ¿A quién ves favoritas para ganar las WTA Finals 2018 de Singapur?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes