China sufre un traspiés en su idea de albergar las WTA Finals en 2019

Todo parecía hecho. Shenzhen sería la nueva sede de las WTA Finals desde 2019 a 2028 pero un retraso en la construcción del nuevo estadio, que albergará a 12.000 personas y tendrá un coste de 450 millones de dólares, se ha retrasado, poniendo en jaque a todas las instancias del tenis femenino. Se achaca a problemas para negociar con empresas locales, por lo que la WTA tendrá que decidir si es factible disputar el torneo el año próximo en el estadio donde actualmente se juega el torneo Shenzhen Open, o toma alguna medida drástica como castigo a las autoridades chinas, según informa Ubitennis.

Comentarios recientes